<
>

Ignacio Ruglio: "Nosotros tenemos ganas de jugar los clásicos ante Nacional"

Ignacio Ruglio habló este viernes sobre el presente de Peñarol, reafirmando la postura del club de querer jugar los dos clásicos de verano ante Nacional. En ‘Quiero fútbol’ (Radio Sport), el presidente aurinegro también contó en qué puestos aún se pretende incorporar jugadores al plantel de Mauricio Larriera, y habló sobre Facundo Torres, Agustín Canobbio y Nicolás Schiappacasse.

Al ser consultado sobre los dos amistosos de pretemporada ante el Bolso previstos para jugarse el 22 y el 26 de enero, cuya disputa actualmente está en duda por cuestiones de seguridad, el mandatario contestó: “Peñarol dice lo mismo que le dijo al Ejecutivo y al Ministerio, nosotros estamos para jugar. Lo único que pedimos en su momento, y lo hicimos con José Fuentes (presidente de Nacional), fue no jugar el primer clásico el día quince. Luego dijimos que estábamos para jugar sin ningún problema y que contaran con Peñarol. Respecto al tema de seguridad, nos pusimos a la orden del Ministro del Interior”.

Ruglio remarcó que cree que el fútbol tiene que seguir, y que pararlo por hechos de violencia que no se han dado en días de partido sería ‘dar un mal mensaje’: “Mi parecer es que hay que jugar. Y si pasa algo, no nos podemos hacer cargo de todo lo que pase por querer jugar al fútbol. Entendemos que nunca la solución es no jugar”.

EL MERCADO DE PASES EN PEÑAROL
Luego, el presidente aurinegro actualizó cómo viene desarrollándose el armado del plantel de cara a la temporada 2022, primeramente hablando de los arqueros y ratificando que hoy los cuatro goleros carboneros son Kevin Dawson, Neto Volpi, Randall Rodríguez y Jonathan Lima.

“Habían otros nombres en la vuelta como el de Seba Sosa y Nicolás Rossi, pero con todos los que hablamos saben que sólo llegarían en caso de que se vaya Kevin, sabiendo que, como dice Mauricio, es muy difícil administrar las frustraciones en un plantel largo. Esperaremos al paso de los días, y si Kevin sigue, con esos cuatro arqueros arrancaremos la temporada”, señaló Ruglio.

El dirigente también dijo que cree que Agustín Canobbio continuará en el elenco mirasol: “Él volvió a trabajar en Los Aromos porque así gana tiempo de práctica, fútbol, porque eso es bueno para la Selección si deciden tenerlo en cuenta. Si no hemos firmado todavía es porque Agustín estaba terminando de ver si había una propuesta importante de Europa; él dijo que Peñarol será prioridad ante alguna propuesta de otro mercado”.

“Nosotros agradecemos siempre las cosas sinceras y claras. Con Peñarol cumplió y salió campeón, si le viene una oferta increíble de Europa le daremos un abrazo, si no, esperará a mitad de año. Supongo que en las próximas horas ya tomaremos definición con Agustín”, destacó.

Ruglio dijo que el club hará un esfuerzo importante para mejorarle el salario a Canobbio y que, en caso de confirmarse la renovación del contrato, Peñarol se quedará con un porcentaje ante una futura venta (entre el 25 y el 30%).

Ese dígito podría bajar a un 20%, pero eso por tratarse de un caso excepcional. Incluso Ruglio comentó que esa negociación por el porcentaje fue lo que evitó la contratación de José Luis ‘Pumita’ Rodríguez, quien finalmente fichó por Nacional: “En el caso del Pumita, no estábamos dispuestos a ceder un 5% porque tenemos en la casa jugadores iguales o parecidos. En el caso de Canobbio, hoy Peñarol no tiene otro Canobbio, más allá de que tampoco aceptaríamos un 15% en este aspecto”.

Y realizó otro ejemplo en este sentido, contando que el club había igualado el salario que le habían ofrecido desde el exterior a Leonai Souza, volante brasileño de Plaza Colonia que se incorporó a Barcelona de Guayaquil. El club ecuatoriano ofreció un dinero importante al Patablanca, lo que descartó la posibilidad de que llegase a Peñarol.

El dirigente afirmó: “Peñarol no compra fichas, para fichas tiene la de sus juveniles. Es más, cuando se contrata un jugador, se pide porcentaje de una futura venta por la vidriera que significa el club. Con Guillermo De Amores pasó lo mismo en su momento”.

Luego destacó ‘la negociación exitosa’ que significó la incorporación de Matías Aguirregaray, ‘un futbolista que puede jugar de lateral o de volante por ambas bandas, que le da un salto anímico al plantel y que tiene el ADN de Peñarol’.

Ruglio, que dijo que hace un mes consultó por Marcelo Saracchi pero que no hubo ningún avance por el lateral izquierdo de 23 años, remarcó que el club aún podría incorporar otro mediocampista: “Hoy nuestro plantel está muy completo, sólo podemos evaluar un volante más, todavía ni siquiera tenemos claro si incorporarlo o no porque confiamos en los jóvenes Agustín Álvarez Wallace y en Rodrigo Saravia, pero el tema es que tenemos doble competencia y está el tema del COVID-19”.

“Y podría llegar un lateral izquierdo, donde hoy tenemos a Juan Manuel Ramos, Matías Aguirregarray, Kevin Lewis, Jairo O'Neill y hasta Edgar Elizalde podría jugar en ese puesto. Tal vez si aparece un buen lateral izquierdo lo evaluaremos”, agregó.

Por último, Ruglio habló sobre la situación de Schiappacasse y la venta de Facundo Torres. En relación al primero, remarcó: “Nosotros queremos que se quede y Nico se quiere quedar. El único tema es que por reglamento sólo se permiten cinco fichas a préstamo en el plantel, y nosotros ya tenemos cuatro, Nico sería el quinto”.

El mandatario explicó que se está esperando a que no surja ninguna baja de último momento, porque eso significaría tener que salir a buscar un jugador y no contar con la posibilidad de una cesión sería una limitante importante.

“Tenemos un acuerdo ya con Sassuolo, pero simplemente no damos el alta para conservar ese último cupo. De todas maneras, él se va a quedar acá. Para Mauricio es un puntero o un segundo punta importante. Estamos seguros que es un jugador desnivelante en todos los sentidos, queremos sacar lo mejor de él”, subrayó.

Y mencionó sobre la transferencia de Torres a Orlando City de Estados Unidos: “La MLS funciona de una forma particular, los equipos no compran directamente sino que lo hacen a través de la liga. Entonces esos contratos tienen infinitas hojas y artículos que llevan horas mirar”.

“En líneas generales, el acuerdo ya está hecho, puede cambiar alguna interpretación. Por ejemplo, nuestro abogado hizo seis correcciones este jueves, son papeleos que pueden demorar algunos días más, pero no hay nada de fondo”, aseveró el presidente que espera concretar próximamente esta transferencia que le ‘permitirá al club tener calma en varios aspectos y poder invertir en infraestructura’.