<
>

Damián Musto: "Cuando jugué contra Messi no le pude pegar ni una patada"

El volante analizó su presente en Peñarol y comentó el triunfo argentino sobre Uruguay por Eliminatorias. Prensa Peñarol

Damián Musto habló este martes sobre el triunfo de Argentina ante Uruguay por 3-0 en las Eliminatorias Sudamericanas y fue consultado por las pocas infracciones que realizó el equipo del Maestro Tabárez. En Radio Sport (890 AM), el volante argentino también destacó la evolución que ha tenido Giovani Lo Celso, con quien coincidió en Rosario Central, y subrayó el profesionalismo del uruguayo Agustín Canobbio, jugador de Peñarol.

El mediocampista carbonero de 34 años, quien llegó al fútbol uruguayo en abril de este 2021, dijo sobre el triunfo albiceleste del pasado domingo: “En los primeros minutos, Uruguay había arrancado muy bien y tuvo ciertas ocasiones para adelantarse en el marcador. No pudo conseguir esa ventaja y a partir del primer gol de Argentina, los uruguayos sintieron el golpe y luego Argentina manejó el partido”.

La Celeste cayó 3-0 (goles de Lionel Messi, Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez) y algunos simpatizantes uruguayos cuestionaron la escasa cantidad de infracciones cometidas (cinco). Consultado al respecto, Musto señaló: “Hay que estar en la situación y en el momento, yo lo hablaba con amigos, cuando Argentina lo superó de una manera amplia, sobre todo después del gol, es difícil hasta llegar a cortar, juegan a tanta velocidad que una patada queda fuera de contexto”.

“Sí creo que si necesitás parar ese juego, puede ser por ahí en bloque o ir turnándose para cortar; pero el primer gol fue un mazazo que sintió Uruguay y ahí se quebró el partido. Tal vez desde adentro lo sintieron aún más ese mazazo, Argentina se hizo dueño total del partido y Uruguay no encontró nunca ese hilo que lo pudiera llevar otra vez a ponerse a tiro”, consideró. Musto pudo enfrentar a Messi cuando jugó en La Liga de España en la temporada 2018-2019 defendiendo al Huesca. “Uno de afuera por ahí dice ‘cómo no le pegan una patada’, pero es muy difícil cuando una patada quedaría fuera de contexto. Sí cuando lo agarras o estás cerca, podés usar los brazos o escalonarlo, pero creo que es más algo de equipo que algo personal. En ese partido no le pude pegar una patada, y si fuera por ganas le hubiera tirado sí, pero juegan a tanta velocidad…”, recordó el volante argentino.

Y agregó: “Además, en ese equipo del Barcelona estaban Coutinho, Luis Suárez, Jordi Alba que te pasaba a 500 km/hora, y le querés pegarle a alguien pero no sabés a quién. Es difícil cuando te sentís superado como por ahí se dio en el segundo tiempo entre Argentina y Uruguay”.

Musto señaló que hoy Argentina está en un gran momento luego de haber ganado la Copa América, lo que significó sacarse una mochila importante: “Eso influyó en la confianza y en la soltura al jugar, se nota que todo fluye, uno veía los controles de los jugadores argentinos, saliendo jugando, y eso te lo da la confianza por haber conseguido algo que no se lograba hace mucho tiempo, que te permite jugar con soltura y tranquilidad. A su vez, en las Eliminatorias también está en una posición cómoda”.

El jugador de Peñarol pudo compartir plantel con Giovani Lo Celso, hoy titular en el equipo de Lionel Scaloni: “Jugué con él en Rosario Central y se notaba que era distinto, por ahí en su momento jugaba en una posición de enganche clásico, y el hecho de haber ido a España y luego jugar en Inglaterra le agregó muchísima agresividad e intensidad, que era un poco lo que le podía llegar a faltar cuando compartí plantel con él”.

“Hay una camada de jugadores argentinos que están en el mejor momento de su carrera; salvo Messi, todos están en su edad de plenitud y ojalá puedan llegar bien al Mundial”, comentó.

SU BUEN PRESENTE EN PEÑAROL
Musto también habló sobre la actualidad de Peñarol, donde ha podido tener una buena continuidad en los últimos partidos por el Campeonato Uruguayo, siendo titular ante Boston River y Wanderers (fecha 3 y 4 del Clausura, respectivamente) y jugando los últimos 22 minutos del encuentro del pasado sábado ante Rentistas.

“Físicamente me voy sintiendo mucho más pleno a cuando llegué. En su momento, no me tocó jugar tanto y en los últimos partidos me fui sintiendo mejor, tratando de volver a recuperar esas sensaciones que solamente te las da el jugar. A medida que uno agarra ritmo y esa secuencia de partidos, creo que uno puede mostrar su mejor versión”, afirmó.

En cuanto a la proyección de los jóvenes carboneros, Musto destacó en particular que al llegar le llamaron mucho la atención Facundo Torres y el Canario Álvarez Martínez: “Y otro jugador que se veía que nos iba a dar muchísimo era Agus Canobbio, que se notaba que tenía una marcha más”.

Y puntualizó sobre el exmediocampista de Fénix: “A medida que uno lo fue conociendo te das cuenta que no es casualidad por todo lo que trabaja, se merece todo lo que vino después, el reconocimiento que está teniendo hoy en día. Agustín tampoco tiene techo, ojalá pueda seguir demostrando acá en Peñarol, luego tendrá una gran carrera porque tiene muchísima conducta deportiva y eso es muy importante también”.

Por último, Musto habló de la situación de su compatriota Ariel Nahuelpán, quien ha estado entrenando diferenciado en Peñarol por alguna conducta que realizó para mostrar su inconformidad por no tener tantos minutos de juego.

“Nosotros nos mantenemos al margen, esperando que se resuelvan las cosas y siendo conscientes que, como ha expresado el presidente Ruglio, no hubo algo grave. Nos genera ilusión poder volver a contar con él porque es un jugador que nos da muchas cosas y es muy querido puertas adentro del plantel, ojalá se puedan solucionar esos detalles que por lo general suceden en el fútbol”, afirmó.

Y sentenció: “Deseo, como jugador de Peñarol y como amigo de Ariel, que se pueda reincorporar a los entrenamientos con nosotros”.