<
>

Leandro Otormín: "Terminamos el clásico con buenas sensaciones, hay que seguir por este camino"

play
El Clásico Nacional-Peñarol fue suspendido por una fuerte tormenta eléctrica (5:04)

A 10 minutos para el final, el árbitro principal decidió suspender el partido, tras una fuerte lluvia que cae sobre Montevideo. El duelo se encontraba 0-0, con ocasiones para ambos equipos. (5:04)

Leandro Otormín habló sobre el clásico entre Nacional y Peñarol de este sábado que se suspendió al minuto 81 por tormenta eléctrica. El atacante tricolor comentó el empate 0 a 0 por la Serie Río de La Plata, contó cuáles son sus principales funciones en el equipo de Pablo Repetto y dijo qué significa llevar la camiseta número 10.

En Punto Penal (Canal 10), el nacido en Paso de Los Toros valoró sobre el partido ante el Manya: “Los clásicos generalmente son así, trabados y friccionados en el medio, con la salida más clara que el armado de juego en ataque, pero creo que fue un partido donde Peñarol tuvo la pelota atrás y la movió. Con el doble nueve nosotros intentamos presionar”.

“En el complemento tuvimos mejor posesión y buscamos mejor los espacios, se fueron dando algunas jugadas, creo que las principales llegadas las tuvimos nosotros con algún córner y ese último ataque de Felipe Carballo. Terminamos con buenas sensaciones, son los primeros partidos de pretemporada. Hay que seguir por este camino sabiendo que estos partidos son importantes”, afirmó el futbolista de 25 años.

Consultado sobre por qué Nacional pudo mejorar en el segundo tiempo, el delantero señaló: “Creo que con el pasar de los minutos Peñarol sintió el habernos presionado por momentos más arriba, y empezaron a dejarnos los espacios que supimos aprovechar moviendo la pelota y con el buen ingreso de Brian Ocampo, que demostró que está para mucho más”.

“Sabemos que Brian es un jugador importante, y que puede cambiar muchos aspectos de nuestros partidos; se lo buscó a él y a Alfonso Trezza también por afuera. Quienes ingresaron lo hicieron de buena manera como también lo hizo Manuel Monzeglio, que asistió en el remate de Carballo”, subrayó.

En cuanto a la suspensión del encuentro, el futbolista afirmó que el plantel tricolor quería seguir jugando, pero aceptó que el árbitro Leodán González tomó una buena decisión ante la intensa lluvia y la tormenta eléctrica.

Para el jugador, quien regresó a Nacional luego de tres años (donde jugó en Montevideo City Torque y Cerro Largo), significó su primer clásico como titular, jugando de mediapunta y acompañando al juvenil Franco Fagúndez, que fue el centrodelantero del equipo.

Otormín comentó: “Jugar detrás del nueve me sienta bien, ya he jugado ahí en Cerro Largo y me he adaptado y me siento muy cómodo. Sin dudas que también me gusta jugar un poco más arriba, metiendo más diagonales o tirándome hacia afuera, pero la verdad que me siento cómodo detrás del nueve, sabiendo que la pelota puede ir a un compañero si me supera a mí y también si el nueve aguanta el balón yo me puedo mostrar para darle rápido apoyo”.

Luego, el futbolista detalló qué es lo que le pide el entrenador Repetto: “El cuerpo técnico me pide principalmente movilidad, tratando de encontrar la pelota detrás del doble cinco rival e intentar jugar siempre hacia adelante porque cuando la pelota te llega hay que tratar de avanzar siempre. Luego, la pelota quieta es algo muy productivo en Uruguay, y ahí debo concentrarme de la mejor manera para rematar bien. En resumen, me piden movilidad, jugar tranquilo y estar fino en la pelota quieta”.

Por último, Otormín dijo qué significa llevar la casaca número 10: “Ya llevar la camiseta de Nacional es un sueño. La 10 estaba libre cuando llegué, yo no soy diez, no soy un pasador y ese típico enganche. Hablé con Brian y terminamos decidiendo que la use yo; sé que tiene un peso específico pero lo tomo tranquilo, me gusta, lo tomo como un número más. El hincha lo puede ver de otra manera, pero yo intento estar tranquilo y llevar la 10 de la mejor manera”.