<
>

Juan Ramón Carrasco: "¿Por qué no puedo ser entrenador de Nacional? Que mi nombre no figure es una espina que tengo"

Juan Ramón Carrasco fue entrevistado este jueves y aseguró que siente ‘como una espina’ el hecho de que su nombre no figure entre los candidatos para dirigir a Nacional.

En 100% Deporte (Radio Sport 890), el entrenador recordó un particular pedido que le hizo el dirigente Eduardo Ache y consideró que posiblemente no tenga una nueva oportunidad en el club tricolor por su influencia.

“No es algo que no me deja dormir, pero sí tengo esa espina de por qué pasan candidatos, llegan presidentes y mi nombre no figura, sabiendo lo que soy para el hincha y habiendo tenido todos los superávits posibles cuando fui entrenador del club. Tuve récords de todo: de público, de venta de jugadores, de futbolistas ascendidos (el Diente López, Alexis Rolín, Mauricio Pereyra, etcétera)”, remarcó Carrasco.

El técnico dirigió a Nacional en la temporada 2010-2011, consagrándose campeón uruguayo, pero no continuó en el cargo.

Este jueves aseguró: “Voy a ventilar algo que nunca dije, y es algo que lo hago público porque no puede ser que vengan presidentes a Nacional, que se vayan entrenadores y que mi nombre ni figure cuando se sabe que tengo el mejor promedio de puntos tomando en cuenta toda la lista de entrenadores, incluyendo a Hugo De León, Daniel Carreño, Álvaro Gutiérrez y a Marcelo Gallardo”.

Y relató: “Un día me cruzo con Eduardo Ache. Esto nunca lo dije, pero al final me pregunto ¿será que tiene tanta fuerza? Él se acerca, nos saludamos y me dice: ‘Te voy a decir algo que vas a tener que hacer, porque si vos lo hacés se abren las puertas del club’. Pregunté qué era y me dijo que tenía que pedirle perdón al hincha de Nacional por el gol a Defensor en 1997”.

“Para mí es como una estrategia para hacerme culpable de todos esos cinco años que ellos perdieron (y que ganó Peñarol logrando el quinquenio en el fútbol uruguayo entre 1993 y 1997), poniéndome a mí como cabeza de turco. Ese gol ante Defensor (que marcó el triunfo de Nacional por 1 a 0) no determinaba nada, y si los dirigentes querían perder ese partido hubieran puesto a jugadores inhabilitados”, remarcó Carrasco, quien en total jugó 340 partidos en Nacional, marcando 124 goles.

El entrenador contó que le respondió a Ache que no podía pedir perdón por eso, dado que hizo el gol ‘totalmente consciente de tener la camiseta más gloriosa del mundo, saliendo siempre a ganar’: “Porque salir a perder sería reconocer que le tenés miedo a Peñarol, porque sería perder para no querer enfrentarlo en un futuro. Quien le tiene miedo a Peñarol que no se declare hincha de Nacional”, afirmó.

“(Ache) debe tener influencia con los candidatos o con los presidentes que el nombre mío no figura. ¿Por qué no puedo ser entrenador de Nacional cuando fui ídolo? Y de los últimos ídolos, no de los que juegan tres partidos y son ídolos. Los últimos ídolos fueron Morena en Peñarol y yo en Nacional. Por eso digo que es una espina que tengo clavada”, señaló.

Y concluyó comentando: “Se dice que a Carrasco se lo ama o se lo odia. Pero no hay que generalizar. La frase correcta debiera ser: ‘A Carrasco lo aman mucho y lo odian pocos, pero esos pocos hacen un ruido bárbaro’”.