<
>

Decurnex: "Para nosotros la vida de las personas está por encima de una pelota de fútbol; yo sé que para muchos no"

Balazos e incertidumbre. Gritos en la calle y militares armados por todos lados. Cientos de llamados telefónicos. El rival esperando en la cancha y Nacional encerrado en un hotel. Innumerables versiones y especulaciones. Pero el presidente tricolor, José Decurnex, terminó con los rumores y fue tajante al manifestar: “Para nosotros la vida de las personas está por encima de una pelota de fútbol. Yo sé que para muchos no, que se ponga el saco el que le corresponda, y hay varios talles de saco”.

José Decurnex, presidente de Nacional, habló de la situación a la que se vio sometido el plantel en las horas previas al partido que igualó 0 a 0 con Atlético Nacional por la Copa Libertadores de América.

“Hay que relatar los hechos desde su comienzo y entender el contexto de la decisión que toma el Club Nacional de Fútbol que está atada a un tema de seguridad”, comenzó diciendo en declaraciones al programa 100% Deportes (Sport 890).

Y pasó a detallar: “Esto comienza antes. Me empiezan a llegar llamadas de la delegación sobre la manifestación que había afuera y que fue creciendo, ante la pasividad total de las autoridades locales. Se vivió un clima muy complejo. Es muy fácil hablar de lo que estaba pasando en el hotel a cinco mil kilómetros de distancia donde se filtraban medias verdades. Y no es fácil hablar desde un hotel donde se veía inestabilidad y que no se podía salir, y esa es la decisión que Nacional verbalmente le traslada a Conmebol casi cinco horas antes de empezar el partido”.

Decurnex agregó: “No es que Nacional estuvo pasivo hasta 10 minutos antes del partido. Nacional habló con Conmebol cinco o seis horas antes del partido para garantizar la seguridad, como se comprometieron antes de viajar, y ahí parte el primer error que fue fijar Colombia”.

Rompieron la burbuja
El presidente de Nacional indicó que la situación llegó al extremo de que se rompió la burbuja sanitaria, para combatir la pandemia de Covid-19, desde el momento en que ingresaron personas del gobierno y los manifestantes a negociar dentro del hotel.

“Parece que hay algunas partes de Sudamericana donde las noticias no llegan. Había más de 200 personas afuera, teníamos información que en una plaza cercana había más de dos mil personas que se iban a acercar si Nacional salía del hotel. Después ingresó al hotel gente de gobierno, de la alcaldía, con tres personas que estaban afuera, para negociar. No estaban metidos en la burbuja y entraron a negociar”.

Decurnex dijo que el club siempre tuvo clara su prioridad que fue la de preservar a su delegación. “La única razón por la que Nacional no estaba dispuesto a jugar el partido era porque no podía salir del hotel”.

Gente armada en el hotel
El titular de los tricolores no ocultó su malestar con las versiones que indicaban que Nacional no quería jugar el partido.

Cuando se le consultó quién había dicho eso, respondió: “Autoridades de Conmebol (estuvieron) diciendo que Nacional no quería jugar el partido. Cuando un contingente de militares armado hasta los dientes se presenta adentro del hotel, cuando se escuchaban balazos, y cuando al jefe de seguridad le dicen que no puede salir por seguridad, quiero que me expliquen si ese contexto es normal para jugar un partido de fútbol. La directiva de Nacional tiene claro que no lo es”.

Decurnex indicó: “Para nosotros la vida de las personas está por encima de una pelota de fútbol. Yo sé que para muchos no, que se ponga el saco el que le corresponda, hay varios talles de saco. Absolutamente solo quedó Nacional en esto. Este es un tema delicado. Me sorprende que se tome tan a la liviana y no se tenga en cuenta a lo que se somete a las delegaciones”.

¿Por qué juegan?
Decurnex indicó que el club finalmente decidió presentarse a jugar “porque en ese momento sucedió lo que tenía que suceder cinco horas antes, haber disuadido la manifestación y dejar un corredor de seguridad como se comprometieron desde el inicio”.

Reveló que cuando la utilería intentó salir del hotel tres horas antes, le solicitaron que lo hiciera por el garaje, lo que definió de ridículo. “¿Qué hubiera sucedido si pasaba algo? ¿Quién levanta la mano y se hace responsable de las cosas? Este es un tema grave”.

Decurnex expresó que el club fue respaldado por las autoridades de la AUF ya que en todo momento estuvo en contacto con Ignacio Alonso y Eduardo Ache.

Dijo que no sintió lo mismo de los representantes de los jugadores apuntando a Matías Pérez.

“Tengo una conversación pendiente con Diego Scotti (presidente de la Mutual de Futbolistas) y sin ninguna duda amerita una reunión de los jugadores con la Mutual y del club con la Mutual porque si había tanto interés en integrar un Ejecutivo, la persona que representa a los jugadores debe tomar cartas en el asunto. No sé si las tomó no noté ninguna acción pero el correr de las horas nos dará mayor información”.

Decurnex finalizó diciendo: “Espero que la Conmebol no ponga otro partido en Colombia, esto es sencillo, ahí parte el primer error. Trato de ponerme en los zapatos de los demás y lo que tengo claro es que yo en esos zapatos hubiese tomado decisiones distintas”.