<
>

Álvaro González y su retiro: "Llegó el momento en que hay que dar un paso al costado"

El Tata Álvaro González habló sobre su retiro como futbolista profesional, agradeció particularmente a dos instituciones y dijo cuáles fueron sus mejores entrenadores.

El nacido en Montevideo el 29 de octubre de 1984 culminó su camino en el profesionalismo jugando este jueves para La Luz en la última fecha del Campeonato Uruguayo 2023.

En ‘100% Deporte’ (Radio Sport 890), el ahora ex mediocampista comentó sobre la decisión tomada: “Lo venía pensando, conversando un poco con la familia, y es un momento difícil por más que uno sabe que después de cierta edad se acerca el final. Incluso el final pudo haber sido hace algunos años cuando estuve tres o cuatro meses parado después de mi salida de Defensor Sporting, pero todavía tenía las ganas y el entusiasmo para seguir jugando, aportarle a un equipo y seguir disfrutando del fútbol”.

“Ahora sí llegó el momento en que hay que dar un paso al costado y mirar para adelante, quizás cerca del fútbol o no; pero ya me estaba costando un poco más la semana, con algunos dolores y decidí junto a todo mi entorno que lo mejor era dejar el fútbol”, valoró quien defendió a Defensor Sporting, Boca Juniors, Nacional, Lazio, Torino, Atlas de México y La Luz.

El Tata afirmó: “Las primeras horas son siempre difíciles por más que uno lo trabaja mentalmente y sabe que este día va a llegar. Ahora a descansar y pasar las fiestas con la familia. Lamentablemente con La Luz no pudimos conseguir el objetivo de mantener la categoría, es un golpe duro, pero no iba a cambiar mi decisión”.

Y dijo sobre su futuro: “Tengo el curso de técnico hecho y ya me ha llegado alguna posibilidad para empezar a dirigir; pero ahora estoy asimilando estas primeras horas después del retiro”.

“Creo que lo primero es hacer experiencia. No es lo mismo jugar que dirigir y manejar un grupo. Si bien tengo la experiencia de haber jugado tantos años y haber tenido muchos entrenadores, la experiencia de dirigir hay que vivirla y seguramente mis primeros pasos no sean dentro del profesionalismo”, destacó quien jugó el Mundial de Brasil 2014 y ganó la Copa América de Argentina 2011.

El Tata aceptó que en La Luz se manejó la posibilidad de que asumiera la dirección técnica: “En algún momento de dificultad y cuando hubo algún cambio de técnico, me consultaron si tenía el curso de técnico hecho y cómo veía la situación. Pero yo sentía que podía aportar al equipo desde dentro de la cancha y quería terminar mi contrato jugando, ese fue el camino que elegimos y ahora que ya le puse broche final a mi carrera como jugador sí puedo pensar en lo otro porque las cosas apuradas podrían no salir bien”.

Los puntos más altos de su trayectoria y los entrenadores que lo marcaron

Consultado sobre los mejores momentos de su trayectoria, González dijo: “Ya el hecho de poder jugar profesionalmente con todos los que lo intentan es motivo de orgullo. Son 20 años de carrera, pude jugar dos etapas en Nacional y Defensor Sporting; también jugué en Boca, donde salí campeón (Torneo Apertura 2008) y jugué la final de un Mundial de clubes”.

“A nivel de clubes el punto más alto y mi nivel más alto creo que fue la Lazio, donde jugué muchos años, pude hacerlo bien y dejar un buen recuerdo. Y después a nivel de selección, haberme podido mantener doce años en la selección es el motivo de mayor orgullo”, afirmó.

El Tata quiso agradecer a todas las instituciones que confiaron en él: “Particularmente a Defensor, que es donde me inicié y donde pude retornar después de muchos años en el exterior; siempre será mi casa. Y ni que hablar que a Nacional, el equipo del que siempre fui hincha, pudiendo tener el gusto y la posibilidad de cumplir ese sueño de jugar para el club del que fui hincha desde chico”.

En relación a los entrenadores que tuvo, González aceptó que el Maestro Óscar Washington Tabárez fue uno de los mejores técnicos de su carrera: “No solamente por las oportunidades que me dio, que pude aprovechar y que luego él me ratificara esa confianza todos esos años en la Selección, sino también por el modo, por la forma, el respeto de llevar adelante un cargo tan importante y él lo hizo con mucha grandeza. Por su capacidad como entrenador y su calidad como persona es uno de los técnicos que más me marcó”.

Luego recordó a Juan Ahuntchaín, quien hizo debutar al Tata en Primera, a Juan Tejera (‘Otro técnico importante para mis inicios’), y al Polilla Jorge Da Silva.

“Y a nivel internacional Vladimir Perkovic, quien me dirigió en la Lazio donde hicimos grandes campañas y obtuvimos la Coppa Italia ganándole a la Roma, algo que aún hoy recuerdan los hinchas. Les agradezco a todos los técnicos que tuve, con lo que me fue mejor y con los que no me fue tan bien”, sentenció González, quien llegó a jugar 72 partidos con la Selección Uruguaya entre el 2006 y el 2017.