<
>

Jugando al truco: así se enteró Federico Pereira de su reserva para la Selección Uruguaya

Federico Pereira es una de las principales novedades de la lista de reservados de Uruguay que el Maestro Tabárez realizó este viernes para los partidos ante Argentina y Bolivia por la quinta y sexta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Qatar 2022.

El lateral derecho, que sólo estuvo en el Complejo Celeste en dos curiosas oportunidades, expresó en el programa ‘Quiero Fútbol’ (Radio Sport 890) el particular contexto en que recibió el llamado telefónico de Mario Rebollo, integrante del cuerpo técnico de la celeste.

Pereira recibió este jueves por la noche un mensaje en medio de la burbuja sanitaria que lleva adelante Liverpool por haber jugado el martes en Quito por la Copa CONMEBOL Libertadores: “Mario me mandó un mensaje y por el momento no reaccioné quién era, le pregunté a los compañeros (con los que estábamos jugando al truco), y ahí me cayó la ficha y me puse nervioso hasta que me llamó”.

“Estábamos jugando de a seis al truco y tuve que salir; escuché todo lo que me dijo y yo le agradecí, por los nervios que tenía no me salió preguntarle nada. Mario me pidió que no le dijera a casi nadie y me solicitó el correo, que por ahí mandan la planificación, me explicó que era una pre lista, que algunos no iban a quedar, pero me dijo que mi nombre esté en la órbita ya era importante”, continuó su relato el lateral, que al cortar no pudo continuar con la partida de truco: “Le avisé a mi novia y le pedí que no dijera nada, y cuando entré de nuevo a la habitación para seguir jugando ya me estaban cantando ‘Para el Fede la selección’”.

“Ya que aparezca mi nombre es algo importantísimo y lo valoro mucho”, destacó el lateral de 21 años que realizó todas las formativas en Liverpool.

Pereira comentó sobre su carrera: “En baby fútbol jugaba de centrodelantero y luego hice todas las juveniles de Liverpool jugando en varios puestos: era volante y en Tercera pasé al lateral con el entrenador Gabriel Oroza, ellos me veían un físico que no tenían otros laterales, y en Primera también tuve minutos de zaguero”.

Por último, el futbolista destacó que su madre Andrea lloraba de alegría al enterarse de la noticia y comentó las únicas dos ocasiones que pudo visitar el Complejo Celeste: “Al Complejo entré un par de veces, la primera fue un amistoso con la primera de Liverpool contra la sub 20 y una vez fui a colaborar en un entrenamiento de los árbitros”.

Pereira, quien no tiene antecedentes en combinados juveniles, remarcó su felicidad de estar reservado, algo con lo que siempre soñó pero que no esperaba. De todas maneras y más allá de esta enorme alegría, el lateral seguirá intentando mantener y mejorar su rendimiento para ser confirmado en la próxima lista de convocados o en futuros partidos para así volver a pisar el Complejo Celeste pero ya como integrante de la Selección Uruguaya.