<
>

Cien historias rumbo a Qatar 2022: Iñaki Williams y el camino de vuelta de España a Ghana

EFE

El 23 de septiembre de 2022 en Le Havre, Francia, con la 19 en la espalda, Iñaki saltó a la cancha para honrar el pasado y cumplir un sueño.

play
1:00

Se refuerza un rival de Uruguay: Iñaki Williams confirmó que jugará con la Selección de Ghana

El delantero del Athletic Bilbao hizo oficial su decisión de vestir la camiseta de las Estrellas Negras, por lo que podría enfrentar a la Celeste en la Copa del Mundo. (TW - Williaaams45)

29 años atrás, Félix y María se subieron a un camión junto a otras 40 personas para emprender un viaje de destino incierto, pero con un objetivo común: un futuro mejor.

Los tres tuvieron que tomar una decisión de vida. Los caminos fueron muy distintos, aunque ambos requirieron esfuerzo y sacrificio.

Para hablar de Iñaki Williams, de presente brillante y futuro prometedor, hay que hablar de Félix, María y su arriesgada travesía desde Accra, Ghana, hasta Bilbao, País Vasco.

Mientras Iñaki crecía y empezaba a formarse como futbolista en el Club Natación, y un "cazador de talentos" del Athletic Club fichó al explosivo delantero a los 10 años, su madre prefirió omitir los detalles de lo que fue su viaje a España.

Sin embargo, María no pudo evitarle a sus hijos todos los padecimientos. Lograron escapar a la pobreza de Ghana, pero les tocó vivirla en Pamplona, menos cruda, pero pobreza al fin. En 2008, Félix tuvo que volver a emigrar ante la falta de empleo para trabajar en Inglaterra y dejó a su esposa sola al cuidado de los dos niños.

No fue una infancia fácil. En una entrevista, Iñaki recordaba que a los 12 años le ha pasado de llegar a su casa y que no hubiera nada para comer y estuviera el agua cortada por falta de pago. "Me ha tocado ser el padre de mi hermano porque mi padre tuvo que irse a Londres, mi madre trabajaba por la noche en el aeropuerto. Ha trabajado en mil sitios. Y a mi me tocaba cuidar a mi hermano, llevarlo al colegio, hacerle bocadillos, llevarlo a entrenar, ducharlo, vestirlo", rememoró sobre Nico, que es ocho años menor, de quien siempre habla casi como un padre orgulloso y con quien hoy tiene el gusto de compartir equipo en el Athletic.

Con el tiempo, la Pantera comprendió que detrás de la historia "endulzada" que le contaba su madre había algo más. "Veías las noticias y veías barcos que llegaban de África, gente trepando la valla de Melilla (frontera entre Marruecos y España) y me di cuenta de que realmente no sabía cómo llegamos a España".

Así fue como, ya siendo un poco mayor, María, finalmente, le relató la verdad. Que junto a Félix dejaron Accra casi con lo puesto, que al viaje hacinados en camión, en el que pasaron hambre, tuvieron que ver gente caer y otros morir, le siguió una extensa caminata por el desierto del Sahara: su padre descalzo y su madre... embarazada.

"Sí, me llevaba en la tripa y la verdad que tiene un mérito increíble jugarse su propia vida, la de su futuro hijo, recordar eso me hace no olvidarme de dónde vengo, lo que han sufrido mis padres y eso es lo que me hace ser feliz al día de hoy", valoró Iñaki en una nota con "El Hormiguero".

"Mis padres son unos superhéroes para nosotros, dejaron toda su vida atrás para que mi hermano y yo tuviésemos el futuro que ellos no han tenido y la verdad es que les debemos todo".

Félix y María lograron saltar la frontera, pero del otro lado fueron detenidos por ser inmigrantes ilegales. "Gracias a que se encontraron gente buena, que los ayudó, pudieron llegar a Bilbao y el destino quiso que yo naciese en Bilbao y es por eso que soy jugador del Athletic", señaló a Iñaki al hablar de su padrino y el hombre por el que lleva su nombre: Iñaki Mardones, un cura que conoció a sus padres en la cárcel y les aconsejó que dijeran que eran de Liberia (en guerra por esos tiempos), para pedir asilo. Y eso hicieron.

Fue Mardones quien bautizó al pequeño Iñaki, nacido en Barakaldo poco después del arribo al suelo español y el que le regaló su primera camiseta rojiblanca.

"Hay veces que hay que creer en el destino, porque si yo hubiese nacido en otro lugar de España u otro lugar del mundo, quizás no sería jugador de fútbol", reflexionó el delantero. Félix y María tuvieron que dejar atrás sus orígenes para darle lugar a una nueva vida.

Con todas las dificultades, la familia Williams consiguió salir adelante. Iñaki y Nico se criaron como dos auténticos vascos, pese a ser el segundo y tercer jugador negro en la historia del equipo. Se sienten vascos y hoy son las figuras del Atlhetic, un club cuya principal particularidad es que sólo acepta en sus filas a jugadores nacidos o formados futbolísticamente en Euskal Herria.

El físico, la velocidad y la explosión catapultaron a Iñaki a vestir la camiseta de España en su selección Sub 21. En 2016 llegó a debutar en la mayor, con 30 minutos en el amistoso ante Bosnia. Pero eso fue todo. Luis Enrique casi no lo ha tenido en cuenta y con el cambio de reglas de la FIFA (en la que con menos de tres partidos en una Selección o pasados tres años de la última convocatoria, se puede cambiar de camiseta nacional), la Federación de Ghana, dentro de su plan para reclutar futbolistas de orígenes de ese país, en marzo de 2022 tentó al goleador bilbaíno, quien en un primer momento sintió que "no estaba bien tomar el lugar de alguien que realmente merezca ir y se sienta 100 por ciento ghanés".

Sin embargo, con el tiempo y una visita al país africano, Iñaki comprendió que la historia de sus padres también es suya y que por sus venas también corre sangre ghanesa. Desde hace años ha demostrado su compromiso en la lucha contra el racismo e intenta visibilizar el drama de los refugiados. Así fue como el 5 de julio de 2022 anunció en sus redes sociales que se uniría a las Estrellas Negras: "Siento que ha llegado el momento de encontrarme con mis raíces, conmigo mismo y con todo lo que África y Ghana significa para mi familia. Quiero devolver una pequeña parte de lo que nos ha dado y lo que ha contribuido en mí como persona, como hijo y como hermano".

El 23 de septiembre de 2022 en Le Havre, Francia, con la 19 en la espalda, Iñaki hizo su debut oficial con la camiseta de Ghana. Fue derrota 3-0 en un amistoso ante Brasil. No obstante, Williams dijo estar "encantado". "Muy feliz, muy orgulloso. Seguro que mi familia está muy contenta. Es un día para recordar".

24 horas después, Nico hizo su estreno con la Selección absoluta de España frente a Suiza, por la UEFA Nations League. Sin embargo, la Federación ghanesa aún no resigna el sueño de juntar a los hermanos.

Hoy, Iñaki y Nico han tomado otra decisión de vida que honra el sueño de Félix y María de forjarles un futuro mejor. Iniciaron un viaje por caminos distintos que en la próxima parada puede encontrarlos a ambos en la Copa del Mundo de Qatar 2022.