<
>

Ignacio Ruglio: "Con la salida de Formiliano, Peñarol pierde a un gran capitán al que se le ha pegado mucho e injustamente"

El presidente de Peñarol habló con ESPN luego de la clasificación a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, donde el Carbonero eliminó a Nacional en octavos. 1950foto

Ignacio Ruglio conversó con ESPN luego de la clasificación de Peñarol a los cuartos de final de la Copa CONMEBOL Sudamericana, eliminando el Carbonero a Nacional tras igualar la serie 2 a 2 pero habiendo convertido más goles en condición de visitante. El presidente mirasol valoró el trabajo del entrenador Mauricio Larriera y se refirió a la salida de Fabricio Formiliano al fútbol mexicano.

play
0:58

Ruglio: "Esta serie era un campeonato aparte y lo ganamos, la gente de Peñarol estaba esperando eso"

El presidente del Carbonero habló con ESPN luego de la clasificación de su club a los cuartos de la Sudamericana tras eliminar a Nacional.

Sobre sus primeras sensaciones una vez finalizada la serie, Ruglio comentó tener ‘alivio’ por continuar en el certamen continental y eliminar al tradicional rival: “Desde que nos dijeron que esta era la llave hace un mes y medio, creo que no pensamos en más nada, y se dio”.

“Siento felicidad por todo, por la gente, por las nuevas generaciones que vieron esto, por los jugadores que trabajaron los dos clásicos con mucha actitud, por Larriera, que es un laburante bárbaro, por el Indio (Olivera), Gaby (Cedrés), Pablo Bengoechea. Siento mucha emoción”, comentó el mandatario.

Ruglio agregó: “Envejecés diez años en un mes y medio, en este tiempo no pensábamos en otra cosa. Había que ganar, la gente lo estaba esperando; esto que era un campeonato aparte y lo ganamos, ahora a laburar fuerte para intentar ir por algo más”.

Al finalizar el partido, el dirigente aurinegro le dio un apretado y sentido abrazo al entrenador Larriera. Ruglio explicó las razones: “Fue porque él sabía que estaba en un gigante como dice él siempre, donde todos los fines de semana estaba en riesgo, es lo que tiene Peñarol. Nosotros estábamos convencidos de su laburo, del respeto que los jugadores le tienen; los jugadores mismos decían ‘acá está todo bien, nos entendemos, hay paz’”.

“Hoy hay paz política en Peñarol, hay gurises jóvenes que quieren al club, hay orden económico y a veces decís ‘si hacés las cosas bien, tendría que salir bien’, y por suerte este jueves salieron bien”, subrayó.

Por último, Ruglio confirmó que el plantel tendrá ‘dos o tres bajas seguras’, por lo que la directiva ya se enfoca en avanzar en las negociaciones para sumar dos o tres nuevos jugadores al plantel.

El presidente manifestó que lo importante era que todos pudieran estar a la orden en esta serie clásica y se refirió en particular a la salida del zaguero Fabricio Formiliano, quien se incorporará en las próximas horas al Necaxa de México: “Con la baja del Tito, Peñarol pierde a un gran tipo, a un gran capitán, al que se le ha pegado mucho e injustamente. Metió dos clásicos tremendos y siempre le estaremos agradecidos por eso”.