<
>

Nacional estrenó un mural de Walter Ferreira con Luis Suárez en Los Céspedes

Nacional estrenó este sábado en la Ciudad Deportiva Los Céspedes un mural con la imagen de Walter Ferreira junto a Luis Suárez celebrando un gol del Pistolero en la Copa del Mundo de 2014.

Ferreira, kinesiólogo del club y de la Selección Uruguaya, murió en 2016 tras luchar contra un cáncer. Durante Brasil 2014, y mientras atravesaba una quimioterapia, Ferreira fue fundamental en acelerar la recuperación de Luis Suárez, que tuvo que operarse de los meniscos a tres semanas del comienzo del torneo.

La obra del mural fue realizada por el artista Hernán Suárez, conocido como HacheSua, y decora la Misión Walter Ferreira de Los Céspedes.

En un video difundido por Nacional, el presidente del club, José Fuentes, destacó el vínculo entre el Pistolero y Ferreira. “Dentro de las muchas cualidades que tiene Luis, sin duda hay un par que se destacan: una es su calidad y la otra, su perseverancia, que lo puso a prueba días antes del Mundial de 2014 cuando sufrió una dura lesión. Esa perseverancia lo llevó a recuperarse en tiempo récord para poder estar en el Mundial. En ese camino de superación encontró a un amigo de hace tiempo que lo ayudó desde el punto de vista profesional y humano. Hoy en la casa de Nacional, queremos inmortalizar ese momento. Y lo queremos hacer además con Suarez y Ferreira defendiendo a la Celeste, porque hoy ellos trascienden a Nacional, y si bien son ídolos indiscutidos del club, también lo son del Uruguay”, expresó el mandatario del tricolor.

Suárez también tomó la palabra en el evento de presentación de la obra e indicó: “Como amigo y compañero, valoro muchísimo lo que hizo en ese momento. Él estaría más que orgulloso de tener este reconocimiento. Su familia estará orgullosa de su padre y su abuelo por todo lo que hizo. Es un gran detalle del club también”.

La hija de Walter Ferreira, Rosana, dijo estar “muy agradecida” por el reconocimiento y también hacia la figura de Luis Suárez: “Vos lo pusiste en esa foto”, le dijo al 9, en referencia al abrazo que se dieron ambos tras uno de los goles a Inglaterra en 2014. “Fue un momento bravo de los dos, pero a mi padre le cambió la cabeza. Estaba pendiente de su enfermedad y ahí tenía algo en qué enfocarse. Ya sea que iban a mi casa o a la tuya, a nosotros nos cambiaron esos meses. Entre ellos se apoyaban porque Luis le decía que no iba a ir al Mundial si mi padre no iba. Los dos terminaron yendo y Luis le agradeció de esa manera que me emociona hasta el día de hoy”, comentó.

Un vínculo único

Días atrás, durante una entrevista en Canal 10, Suárez habló sobre Walter Ferreira, repasó cómo había sido la experiencia de la recuperación de 2014. “Él no tenía el alta médica, fue a ese Mundial con una autorización a medias. No se lo aconsejaban, porque no tenía los glóbulos rojos necesarios para hacer una vida normal”, recordó.

El Pistolero dijo que no tenía palabras de agradecimiento para lo que Ferreira hizo por él en ese momento, ya que no solo fue una ayuda en aspectos sanitarios, sino también mentales. “Previo al partido contra Inglaterra le dije me dolía la rodilla del lado de adentro, y me dijo ‘estás cagado y no te duele nada’. Yo le dije: ‘No estoy cagado y te lo voy a demostrar’. Eso me hizo un cambio, en el calentamiento se me fue el dolor. También, días antes me vio con muletas y me dijo: ‘¿Qué haces con eso? Sacate eso’. Yo le decía que me iba a caer y él me decía que no. Tenía una fuerza, un compromiso... No tengo palabras de agradecimiento para lo que hizo. Después de hacer los dos goles contra Inglaterra, lloré con él en el vestuario”, contó.

Respecto a su llegada a Nacional, Suárez dijo que seguro a Ferreira le hubiera gustado. “Hoy en día estaría orgulloso de que esté acá, estoy segurísimo. Siempre me dijo que vaya a donde me quieran y esté feliz”, comentó el delantero.