<
>

Paul De Los Santos, marca y salida desde Paysandú a la Primera de Defensor Sporting

Lucas Paul De Los Santos conversó con ESPN y detalló su camino al primer equipo de Defensor Sporting, desde el kilómetro cero en Paysandú a ser el volante central titular en el esquema de Marcelo Méndez, superando el duro revés de tener que volverse de adolescente a sus pagos con el ‘no hay lugar en la casita de Peñarol para que te quedes’ que trataba de disfrazar que no había quedado seleccionado.

Los comienzos en tierras sanduceras marcan tres equipos en baby fútbol: Centenario, Independencia y Progreso, siempre con papá Paul y mamá Rosario acompañando. “¿De qué club es hincha mi familia? No tiene un equipo en específico. Hinchaban por el cuadro en el que jugaba yo, no le importaban los colores”, destaca el futbolista nacido el 26 de julio del 2001.

Luego de recorrer el fútbol del interior con tribunas que se llenan de sillas reposeras traídas de cada casa, De Los Santos llegó a Montevideo para probarse en la sub-16 de Peñarol, haciendo toda la pretemporada y compartiendo plantel con el Canario Agustín Álvarez Martínez, Valentín Rodríguez y Agustín Álvarez Wallace, hoy integrantes del plantel principal del Carbonero.

“Me habían dicho que quedaba, pero a último momento me dijeron que no había lugar en la casita, la típica que te tiran cuando no quedaste seleccionado”, recordó Paul con una sonrisa a medias.

Y continuó con su relato: “De ahí me fui a Liverpool, pero ya estaba bajoneado, ya no había quedado en Peñarol y decía ‘ya no sirvo para esto’, entonces volví a Paysandú. Fue duro, estaba en un pozo, no quería jugar más al fútbol, te decís ‘no es para mí, no sirvo para esto’. También te ponés a pensar en lo que van a decir y te empieza a trabajar la cabeza”.

Los adolescentes del interior del país que van a probarse a Montevideo y no son seleccionados deben volver a sus departamentos debiendo enfrentar siendo casi niños, y luego de vivir una gran frustración interna, las propias expectativas que sobre ellos había depositado todo el pueblo.

Algunos han podido superar esa realidad pendiente de ser revisada por el fútbol uruguayo: jóvenes que arman sus bolsos y se despiden de sus familiares a probarse a Montevideo, donde unas semanas pueden determinar el futuro de su carrera y, principalmente, generar un importante daño en la salud mental.

Edinson Cavani, por ejemplo, vivió una situación así. En su caso superó las pruebas en Liverpool, pero decidió volver a Salto por extrañar a su familia. Dos años después, su hermano Walter Guglielmone le consiguió una prueba en Danubio, que terminó fichando al delantero que meses más tarde se coronaría campeón con la cuarta división danubiana y comenzaría a dar pasos firmes camino a la élite del fútbol mundial.

En el caso de Paul De Los Santos, la segunda oportunidad se la brindó el ex futbolista y actual entrenador Martín Parodi. Tras su regreso a Paysandú, el volante se sumó a Estudiantil para jugar en cancha grande en la sub 17 y Parodi lo citó a la selección departamental.

“Martín fue el entrenador que me convenció, me dijo que tenía todas las condiciones, que lo podía lograr, fue quien ‘me salvó’ por así decirlo. En la selección me vieron de Defensor Sporting y me ficharon”, comentó.

Paul indicó que siempre fue volante, pero que en la selección de Parodi jugó en todos los puestos porque ‘siempre faltaba alguno y me ponían ahí, de lateral, de nueve o de volante por afuera, aunque mi posición natural es la de volante central’.

“No tengo problema de jugar donde me digan, lo voy a hacer al máximo, capaz no se me va a ver bien, pero voy a dar 100%”, enfatizó quien es compañero de generación en Defensor de Matías Rocha, Emiliano Álvarez y Joaquín Valiente.

A pesar de su adaptación a lo que le indique el entrenador de turno (en el Apertura 2022 ha jugado algún partido como zaguero con el técnico Marcelo Méndez), De Los Santos igualmente manifestó que se siente más cómodo siendo el único volante central que de doble cinco: “Me gusta jugar con dos interiores porque siempre tenés opción de pase, si no tenés a los interiores tenés pase afuera, y se me hace mucho más fácil para jugar. Claro que tal vez tenga que hacer un poco más de recorrido a la hora de la marca, la cancha te queda un poco más ancha, pero no hay problema”.

El futbolista también recordó y valoró el aporte de Martín Varini, entrenador que tuvo en las formativas violetas: “En la semana entrenábamos y él te decía lo que iba a pasar en el partido, e ibas al partido y salía todo lo que él había dicho que el rival iba a hacer. También me ayudó a mejorar los perfiles, la técnica y la confianza en mí. Es un gran entrenador”.

De Los Santos debutó profesionalmente en octubre del 2021, ingresando ante Central Español al minuto 60 por la fecha 15 del Campeonato Uruguayo de Segunda División y siendo dirigido por Leonel Rocco.

“No fue un debut tan bueno porque no venían muy bien las cosas, ese partido perdimos, yo no venía muy motivado, no estaba yendo al banco y no me tenían mucho en cuenta, pero siempre voy a rescatar lo bueno, que se me dio debutar y de ahí todo para adelante fue para mejor”, aseguró.

Tras la fecha 19, Rocco fue destituido, asumiendo Samanta Rodríguez y Gerardo Miranda, quienes en su primer partido al frente del equipo le dieron la titularidad a De Los Santos, que fue sumando cada vez más minutos en la recta final del certamen donde Defensor confirmó su regreso a Primera.

En este 2022, el volante fue aumentando su protagonismo en el equipo, lo que se vio acentuado con la llegada de Méndez. “Soy un volante más de salida, y la idea de Marcelo es tener el balón y atacar rápido, eso me sirve porque siempre buscamos tener la pelota y no tenemos que correr mucho, y si tenés la pelota se te hace todo más fácil”, señaló.

Quien remarcó que sus principales virtudes son la marca y el buen trato de balón, también indicó que quisiera 'mejorar mucho más su pierna zurda, tal vez el tema de los perfiles y hablar más en la cancha'. Además, Paul acepta que tiene como cuenta pendiente marcar algún gol con Defensor. “Desde que llegué a Montevideo no he hecho un gol, había hecho tres en la Sub-17 de Paysandú con remates de afuera, y siempre que tengo la posibilidad de rematar lo intento hacer; además, Gerardo Miranda me da mucha confianza, me dice que pruebe y siempre me está ayudando en ese aspecto”.

En cuanto a sus referentes, comentó que le gusta mirar mucho a los volantes uruguayos Lucas Torreira y Mauro Arambarri, y agregó que sus sueños están en ‘dar un salto al fútbol europeo y lógicamente llegar a la Selección Uruguaya’.

En su camino que parece recién comenzar, pero que ya tiene varios kilómetros y experiencias vividas, seguirá contando con el aliento de sus hermanos y de sus padres. En cancha, De Los Santos seguirá representando con su buen juego a los que no pudieron llegar y despuntan el vicio de la pelota en algún campito.