<
>

José Juan Barea vive un momento diferente, pero especial, en medio del paro por el coronavirus

play
Jugar la postemporada está en nuestros planes (1:39)

'Lograrlo significaría mucho para la ciudad y fanaticada' , dijo José Juan Barea. (1:39)

DALLAS – José Juan Barea vive uno de los momentos más especiales y diferentes de su vida en todos los sentidos, aunque para nada se puede quejar.

Barea tiene casi dos meses conviviendo con su familia dentro de su hogar, como jamás pudo hacer desde que hace 14 años comenzó a trabajar como base de los Dallas Mavericks en la NBA.

El boricua reconoce que extraña el ritmo normal de su vida, que desde el 11 de marzo se detuvo, cuando la NBA decidió frenar toda actividad debido a la pandemia de coronavirus.

Desde entonces, todos los días se prepara en su casa como si estuviera a media temporada, aunque en realidad casi así sea.

El grupo de acondicionadores físicos de los Mavericks le manda rutinas de ejercicios semanalmente y está en comunicación con los jugadores todos los días.

Barea, de 35 años, se mantiene en constante comunicación con sus compañeros de equipo, entrenadores y todo el personal de los Mavericks, como la gran mayoría de las personas en estos tiempos, a través de un grupo de WhatsApp.

Todos los días trata de estar lo más optimista posible, confiando en que todo volverá a la normalidad pronto.

“La verdad estoy disfrutándome de este tiempo con mi familia, con mi hijo”, dijo Barea en entrevista exclusiva con ESPN. “Entreno todos los días en casas. He tenido la oportunidad de jugar golf caminando unas cuantas veces a la semana. Trato de mantenerme físicamente saludable, mejorar físicamente. Veo mucha televisión compartiendo con mi familia”.

Barea recordó que la única vez que había pasado tanto tiempo sin jugar partidos de basquetbol fue por lesiones, en particular cuando se desgarró el tendón de Aquiles en 2018. Fuera de eso, ha sido jugador de tiempo completo desde las categorías infantiles, pasando por preparatoria, universidad y NBA.

Incluso, casi cada año, tras finalizar la temporada profesional, ha tenido compromisos con la selección nacional de Puerto Rico, de la que es uno de sus referentes desde hace más de una década.

“Nunca había pasado ni cerca de estar tanto tiempo parado”, afirmó.

Cuando la temporada frenó el 11 marzo pasado, los Mavericks (40-27) estaban en el séptimo lugar de la Conferencia Oeste. Mejor aún, jugaban buen baloncesto encaminados hacia los playoffs.

“Quería y quiero ver [este equipo] hasta dónde podemos llegar”, comentó Barea. “Iba a ser tremendo para la ciudad, para la fanaticada y para todos nosotros. Me quedé por ver todo lo que podíamos hacer. Espero que algún día volvamos a jugar y estar en playoffs. Pero hay que vivir con esto …”.

Barea reconoció que, como la mayoría de jugadores, pensó que el parón de temporada en la NBA sería de una o dos semanas. “Después nos hemos dado cuenta que tal vez ni siquiera volvamos a jugar”, acotó.

"Si abren, que sea con seguridad"

La NBA empezó la reapertura de instalaciones de entrenamiento de los equipos este fin de semana con restricciones muy específicas.

Entre las medidas que la liga ha puesto a los equipos para abrir, se cuentan una distancia de al menos cuatro metros entre jugadores; un jugador por canasta; un balón por canasta, un máximo de cuatro jugadores en las instalaciones al mismo tiempo; todo el personal debe cubrirse las bocas y utilizar guantes, salvo los jugadores mientras estén entrenando, y siempre que las autoridades locales y estatales permitan esa apertura de instalaciones.

Barea dijo entender que esa apertura de campamentos, a partir de este fin de semana, debe ser de manera gradual y cumpliendo regulaciones específicas para cada equipo y todas las ciudades, según la liga.

“Sé que serán entrenamientos individuales y no tengo ningún problema con eso”, explicó Barea. “De ser necesario ir a la cancha, que vayan. Pero yo creo que es un buen primer paso y a ver cómo nos va con eso“.

“Yo entiendo que hay restricciones y que hay que ir, de ser necesario”, agregó. “Pero en este momento para mí personalmente no es necesario. Yo estoy trabajando bien y manteniéndome saludable aquí en la casa, así que no es necesario para mí personalmente”.

Barea cree que todavía hay tiempo para tomar la decisión sobre si se concluye o no la temporada.

“Debemos esperar un poco más de tiempo para ver si la podemos terminar, aunque sea sin fanáticos”, consideró. “Para poner los juegos por televisión para que los fanáticos tengan algo que ver en la televisión por las noches”.

Pendiente a Jordan y The Last Dance

Mientras tanto, el movedor de bola de los Mavericks dice que ha disfrutado por televisión todos los capítulos de la serie The Last Dance, que protagoniza el mejor jugador de basquetbol de todos los tiempos, Michael Jordan.

“Me encanta lo que estoy viendo”, señaló. “Michael Jordan era mi jugador favorito. Te das cuenta lo difícil que es ganar un campeonato como equipo. Y más hacerlo muchas veces como hicieron ellos. Es tremendo ver los problemas y los buenos tiempos que hay que tener para llegar a la meta más grande, que es ganar el campeonato”.