<
>

Rams, Broncos, Bucs y las decepciones en lo que va de temporada de NFL

play
Sin varios elementos clave, Rams logran dar pelea a Seahawks (1:57)

Con sus principales estrellas fuera por lesión, los Rams, que hace un año vivían otra realidad, cayeron ante Seattle. (1:57)

ARLINGTON - Los Dallas Cowboys ganaron su tercer partido consecutivo, segundo en casa, y aseguraron marca ganadora en el 2022, cuando apenas han disputado 12 partidos de temporada regular.

Pocos hubieran imaginado que los Cowboys tendrían récord 9-3; mucho menos después de ver el primer partido frente a los Tampa Bay Buccaneers, que terminó en derrota y lesión de su quarterback Dak Prescott.

play
2:14
Lo más destacado del Domingo de NFL de la Semana 13

La defensiva de los 49ers responde al llamado ante los Dolphins y los Bengals usan también a su defensiva para volver a vencer los Chiefs.

De no ser por la menos esperada temporada aún de los Philadelphia Eagles (11-1), los Cowboys estarían casi clasificados a playoffs.

Pero a diferencia de equipos como Filadelfia, Dallas y Minnesota Vikings (10-2), que están muy cerca de amarrar el título divisional, hay otros tantos clubes que han estado por debajo de las expectativas.

Son diferentes razones, pero esos clubes han incumplido los pronósticos, cuando después del partido de Lunes por la Noche entre los New Orleans Saints y los Buccaneers sólo faltarán cinco semanas de temporada regular. Demos un vistazo a los equipos que han decepcionado en esta temporada 2022.


6.- Green Bay Packers

Después de tres temporadas consecutivas bajo el mando de Matt LeFleur y el liderazgo del Jugador Más Valioso de la NFL los últimos dos años, Aaron Rodgers, era difícil imaginar que los Packers estuvieran prácticamente eliminados de playoffs.

De hecho, muchos preveían que repetirían en el campeonato del Norte de la Conferencia Nacional, que habían convertido en su reino, a pesar de la sala del receptor Davante Adams.

Mucho menos se esperaba que Aaron Rodgers hubiera tenido la peor primera mitad de temporada desde que se convirtió en quarterback titular en Green Bay (5-8).

5.- Los Angeles Chargers

Parece ya crónico que los Chargers tengan uno de los mejores planteles de la NFL, se anticipen como equipo que competirá en la Conferencia Americana y al final nada les alcance.

Los Chargers tienen marca de 6-6 y después de 12 partidos apenas rasguñan una de las últimas posiciones que dan boleto a los playoffs y cada vez están más lejos de pelear la División Oeste de la Conferencia.

Las lesiones son una constante anual de ambos lados del balón. A la ofensiva el tackle Rashawn Slater, reclutado en la primera ronda del año pasado está en la reserva de lastimados; el receptor Keenan Allen también ha tenido problemas de salud y el corredor Austin Ekeller se olvidó de anotar; el promedio por acarreo de los Chargers ni siquiera llega a las tres yardas.

En la defensa, Joey Bosa está lastimado y el esquinero C.J. Jackson sufre del tobillo. Y son los antepenúltimos peores (30) en puntos permitidos en la NFL. Así es difícil cumplir con las expectativas y es cuando las decepciones comienzan a llegar.

4.- Arizona Cardinals

Al quarterback Kyler Murray le dieron su contrato a largo plazo, después de sólo tres temporadas irregulares en la NFL; consiguieron a su receptor favorito en la universidad, Marquis Brown, y el corredor James Conner llegó de una gran temporada.

Pero los Arizona Cardinals han retrocedido en vez de avanzar ya también la tercera temporada del entrenador Cliff Kingsbury.

Mucho tuvo que ver la suspensión por seis juegos del receptor DeAndre Hopkins para que su ofensiva sea de media tabla en yardas totales, pase, carrera y puntos anotado.

Pero el peor problema es que son los 31 de 32 equipos en puntos permitidos. Así en la NFL es difícil ganar partidos y con récord de 4-8 es probable que la eliminación oficial de postemporada llegue pronto.

3.- Tampa Bay Buccaneers

Tom Brady regresó para jugar la temporada 2022 después de amagar con el retiro por unos cuantos días y de manera automática, en agosto los Buccaneers se colocaron de nuevo entre los favoritos para llegar al Super Bowl, como sucedió en el 2020, en especial si se recuerda cómo cerraron el 2021, a segundo de derrotar a Los Angeles Rams en la ronda Divisional de playoffs.

Pero de no ser porque están en una de las peores divisiones de la NFL, ya estarían casi eliminados en la peor temporada como titular de Tom Brady, a quien ahora sí parecer lo están alcanzando los años.

Si eso se combina con que el juego por carrera es una pesadilla (3.5 yardas por acarreo, la peor cifra de la franquicia desde 1993) la situación tampoco es optimista. De no ser porque la defensa permite pocos puntos (18.5 por partido, quintos en la NFL) hace tiempo que sus esperanzas de playoffs serían raquíticas.

Para su ventaja, este Lunes por la Noches llegarán en primer lugar de una mala División Sur, a pesar de que tienen marca perdedora (5-6), pero enfrentarán a un rival que tiene sus propios problemas, los New Orleans Saints (4-8), que podrían estar también entre las decepciones, pero era difícil esperar mucho más de ellos desde el inicio de la temporada.

La ventaja para sus fans, es que los Buccaneers todavía pueden recuperarse, si entran a la postemporada, sin importar su marca en campaña regular. Los playoffs son otra historia...

2.- Denver Broncos

Muchos creían que los Broncos estaban a un quarterback de ser contendientes a campeonato de la NFL, como sucedió la última vez que se coronaron, en el Súper Bowl 50, cuando Peyton Manning hizo la gran diferencia.

Pero este años, ni con Russell Wilson, quien vive una decepción total entre los aficionados de Denver y el resto de la liga, con una de sus peores temporadas como profesional en casi cada una de las estadísticas trascendentes, incapaz de ser explosivo.

Tampoco ayuda a su causa un entrenador novato, Nathaniel Hackett, con quien Wilson a simple vista parece tener poco en común o simplemente convicción. Mucho menos, que la defensa dista de ser tan dominante como la que llevó a Manning y los Broncos a coronarse en el estadio de los 49ers.

Para colmo, el nuevo propietario, Rob Walton, dice que nadie puede culparlo porque él no llevó a Denver a ninguno de los dos, Hackett y Wilson, porque cuando adquirió al equipo ya estaban ahí.

El problema es que al menos en el caso de Wilson comprometieron buena parte de su futuro en capital humano para canjearlo con Seattle Seahawks.

1.- Los Angeles Rams

Cierto que es difícil repetir campeonatos en la NFL, a menos que seas los New England Patriots de la mejor época de Tom Brady con Bill Belichick.

Pero el desplome que ha vivido el campeón aún reinante de la NFL ha ido más allá del que cualquiera hubiera podido imaginar.

Los Rams perdieron el domingo en casa contra los Seahawks para su sexta derrota consecutiva y tener marca 3-9 en una temporada en la que parece hace tiempo tiraron la toalla.

Es difícil pensar que su mejor jugador ofensivo, quizá el único productivo este año, Cooper Kupp, vaya a estar en el campo otra vez esta campaña y quizá tampoco el quarterback Matthew Stafford. Ambos están lastimados para una ofensiva que alarma en su carencia de talento y producción.

Su fortaleza defensiva se ha desplomado y ya sólo detienen la carrera; ni siquiera el pase como solían hacerlo.

Y aunque la última vez que hubo bicampeón en la NFL fueron los Patriots entre 2004 y 2005, muchos analistas y apostadores colocaron a los Rams entre los favoritos para el Super Bowl en la Conferencia Nacional al principio de la temporada.

Ahora casi resulta imposible darlos favoritos para volver a ganar esta temporada.