<
>

Cómo el legado de Kobe Bryant está presente en las canchas de la NBA

play
LeBron y AD reflexionan sobre Kobe a un año de su muerte (2:35)

LeBron James trata no volver al lado oscuro que estuvo cuando Kobe Bryant murió, mientras Anthony Davis todavía no puede creer que no está. (2:35)

En la década de 1980, Michael Jordan inició una revolución estilística en el baloncesto profesional. Si bien no es el primer gran jugador de ala en el deporte, Jordan fue el primero en dominar absolutamente la asociación.

Sus batallas épicas contra los Detroit Pistons, Boston Celtics, Los Angeles Lakers y Utah Jazz no fueron solo batallas por el Trofeo Larry O'Brien, fueron batallas por la dirección futura del deporte. MJ ganó, permitiendo que los jugadores del perímetro de tiros en salto se hicieran cargo de la NBA.

En 1992, en la cúspide de Jordanmania en Estados Unidos, Gatorade lanzó una campaña publicitaria legendaria que desafió a todos los jóvenes a "Be Like Mike". De los millones que lo intentaron, solo uno se acercó. Ese fue Kobe Bryant, quien hizo su debut en la NBA con Los Angeles Lakers unos años después. Bryant extendió con éxito la revolución estilística que Jordan inició en los años 80 y 90 en la década de 2000. Se pasó la antorcha.

Bryant ha dejado múltiples legados importantes desde su muerte hace un año, pero la huella que dejó en la apariencia del baloncesto profesional moderno es una de las más duraderas.

Jordan y Bryant compartieron una amistad poco común y una serie de similitudes tácticas que unirán para siempre a los dos grandes de todos los tiempos. Sus carreras consecutivas también remodelaron la grandeza del baloncesto en los niveles más altos. Después de que una generación de jugadores jóvenes creciera idolatrando a MJ, la siguiente cosecha fue para Bryant.

Ambos jugadores trascendieron el dominio deportivo típico al combinar sus campeonatos, sus premios MVP y sus títulos de máximo anotador con la magnificencia estética. No solo dominaron la mejor liga del planeta, también hicieron que ese dominio se viera genial. Los tiros audaces, la lengua colgada, el espectáculo confiado, todo eso era imposible de ignorar a medida que las estrellas prometedoras de la liga desarrollaron sus propios estilos.

Al dominar tanto la tabla de posiciones como SportsCenter, el dúo luchó y le arrebató el control de la NBA a los jugadores grandes y lo entregó a alas versátiles que crean tiros. Hicieron que el baloncesto profesional fuera más rápido, abierto y, sobre todo, más hermoso.

En los 25 años previos al año de novato de Jordan, los juegos se ganaron y se perdieron en las trincheras, ya que la NBA entregó su premio MVP a los centros 21 veces. En los últimos 25 años, eso ha sucedido solo una vez.

La NBA de hoy en día está más controlada por los tipos exactos de habilidades perimetrales y la versatilidad general que personificaron el juego de Bryant. Eso no es casualidad. Así como Bryant creció viendo a MJ, Kawhi Leonard, DeMar DeRozan, Russell Westbrook, James Harden, Klay Thompson y Paul George, todos crecieron en el sur de California viendo a Bryant ganar títulos y humillar a sus oponentes de manera regular.

Muchas de estas estrellas utilizaron el éxito de Bryant como su propio mapa hacia la NBA.

Rumbo al draft de la NBA de 2011, DraftExpress consideró a Leonard de San Diego State como el mejor ala de la clase, pero señaló algunos problemas importantes con su juego, mayormente sus tiros.

Leonard fue seleccionado con el pick No. 15 por los Indiana Pacers antes de ser canjeado a los San Antonio Spurs. Nadie dudaba del espíritu competitivo de Leonard, su defensa o su ética de trabajo, pero los números no mentían: su tiro en salto necesitaba mejorar.

Leonard y los Spurs solo tuvieron una semana juntos antes de que un cierre patronal de la NBA de 161 días prohibiera cualquier contacto entre jugadores y entrenadores. Chip Engelland, el renombrado entrenador de tiro de los Spurs, tramó un plan. Después de estudiar la mecánica de Leonard, sacó algunas imágenes de Bryant para mostrarle a Leonard, quien convirtió menos del 30% de sus tiros de 3 en la universidad, en parte debido a su incómodo lanzamiento de disparos desde arriba.

Engelland siempre admiró la forma de tiro de Bryant, al igual que su alumno estrella. A pesar del hecho de que los Spurs y Lakers estaban enfrascados en una batalla de una década por el control de la Conferencia Oeste, Engelland y Leonard utilizaron a su superestrella rival como modelo para lo que se convertiría en uno de los arcos de desarrollo de jugadores más impresionantes de la NBA moderna (divulgación completa: Engelland y yo trabajamos juntos en los Spurs de 2016 a 2018).

El entrenador de tiro señaló la impecable colocación del codo de Bryant, cómo siempre ponía su brazo debajo de la pelota, y desafió al novato a imitar la forma de Bryant tanto como fuera posible durante los meses de bloqueo laboral.

"[Bryant] estaba muy consciente de su técnica de tiro", dijo Engelland a ESPN, recordando una conversación que él y Bryant tuvieron una vez sobre la forma de tiro. "El swing de béisbol de algunas personas, simplemente lo hacen, mientras que otros están realmente conscientes de su swing. Él estaba realmente consciente de la técnica".

Engelland y Leonard progresaron rápidamente, en parte debido al inmenso talento e impulso de Leonard, pero en parte porque habían identificado un modelo perfecto que ambos respetaban.

Los defensores podrían afectar fácilmente el tiro de Leonard cuando era un novato. Un paso clave en el desarrollo de Leonard implicó un ligero aumento en su punto de lanzar el balón.

"Un verano elevó el punto en que lanzó el balón, y eso fue algo grande; después de eso, no sé quién tiene la oportunidad de bloquearlo", dijo Engelland. "Es al estilo de Kobe de esa manera. Es difícil llegar porque se inclina cuando brinca hacia atrás en su fadeaway. Es muy difícil de bloquear".

Leonard ahora se ha convertido en dos veces Jugador Más Valioso de las Finales y en una de las alas anotadoras más versátiles del juego. Poéticamente, se llevó a casa el primer premio al Jugador Más Valioso Kobe Bryant del Juego de Estrellas de la NBA de Kia en 2020. Y el tiro más importante de Leonard, que llevó a los Raptors a superar a los Sixers en el Juego 7 de las semifinales de la Conferencia Este de 2019, fue pura Mamba. Leonard hizo que fuera imposible bloquear, incluso para una superestrella grande como Joel Embiid.

"Tu visión de Kobe no es típicamente un tiro en suspensión vertical, es una forma inclinada, y el tiro de Kawhi en Toronto ejemplifica es inclinación", dijo Engelland. "Fue un gran tiro".

Al igual que Jordan y Bryant lograron superar a centros y ala-pívots a lo largo de sus carreras, esta generación de nuevas estrellas inspiradas en Bryant continúa la tendencia. Los pívots son más reemplazables que nunca. Las alas de dos vías de anotar son vitales.

Engelland señaló que las similitudes entre Bryant y Leonard no terminan con la mecánica.

"Ambos hicieron miles de repeticiones", dijo. "Primero obtienes la técnica, luego haces las repeticiones, y eso genera confianza. Controlar esa pelota con técnica y las repeticiones detrás de ella genera confianza para tomar esos tiros importantes. Es una gran combinación".

Eso nos lleva a otra forma en que vemos el legado de Bryant en el juego de hoy: una inmensa presión de superestrella en tiempos cruciales. El miembro del Salón de la Fama intentó 2,028 tiros en el momento decisivo, definido como un tiro cuando el marcador está dentro de cinco puntos en los últimos cinco minutos del último cuarto o tiempo extra. Esa es la mayor cantidad de cualquier jugador en las últimas 25 temporadas. Incluyendo los playoffs, Bryant intentó 89 tiros de ventaja dentro de los últimos 10 segundos del último cuarto o tiempo extra, la mayor cantidad de cualquier jugador en el mismo lapso.

Hace unos años, Chris Paul recordó cómo uno de los tiros icónicos de Bryant, su tiro brincado ganador contra los Phoenix Suns en los playoffs de 2006, se quedó con él.

"Kobe ni siquiera miró el aro", dijo Paul. "Es como si estuviera llegando a un punto. Mirando esa jugada, es como si hubiera una 'X' en algún lugar de la cancha y Kobe dijo, 'Una vez que llego ahí, boom".

Ese enfoque pasó a influenciar uno de los momentos memorables de Paul: su increíble tiro ganador del Juego 7 contra los Spurs en la primera ronda de los playoffs de 2015, quizás el mejor disparo de Paul en su historia. Incluso el base armador por excelencia sabía cuándo era el momento de hacerlo él mismo.

Al final de su carrera, Bryant asumió el papel de mentor de decenas de jugadores más jóvenes, incluyendo Leonard. Les aconsejó sobre baloncesto y negocios. Trabajó con jugadores en la temporada baja, desafiándolos a practicar más duro, prepararse mejor, respetar sus cuerpos y considerar su enfoque mental.

Esas lecciones estarán por toda la cancha el miércoles por la noche cuando los Lakers de Kobe visiten a los Philadelphia 76ers, y ese legado de la mentalidad de Mamba no se irá a ninguna parte.