<
>

Campeona olímpica de esquí, Mikaela Shiffrin, no puede entrenar por problema de espalda 'frustrante'

AP Photo/Giovanni Auletta

La dos veces medallista de oro olímpico Mikaela Shiffrin no puede esquiar y preparase como quisiera actualmente debido a una espalda lastimada la cual comparó a "un espasmo muscular muy severo o como una distensión" en una entrevista con la Prensa Asociada el viernes.

Hablando a través de videoconferencia desde Edwards, Colorado, la estrella de esquí alpino dijo que ella no ha "podido realmente casi esquiar para nada" desde el 23 de octubre, cuando ganó el slalom gigante inaugural en Sölden, Austria, para la victoria número 70 de Copa del Mundo en su carrera.

Shiffrin, quien se anticipa será una de las caras principales en los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero, ya es dueña de tres medallas de los últimos Juegos Olímpicos de Invierno, junto con tres títulos globales de Copa del Mundo. Ella tiene el tercer mejor total de victorias en la historia de la Copa del Mundo, detrás de solo Lindsey Vonn e Ingemar Stenmark.

"Solo necesito dejar que se sane. No tarda mucho si me tomo el tiempo. Pero quiero estar entrenando ahora mismo. Así que tomo un día, y entonces digo, 'Bien, tal vez eso es suficiente; puedo salir y esquiar'. Entonces salgo para esquiar y tomo unos cuantos turnos, y digo, 'Ay. Es muy doloroso'", dijo la estadounidense de 26 años. "Hace falta solo un poco para empujar sobre mis esquís con intensidad completa, lo cual es frustrante, porque ahora mismo, es la mayoría de mi tiempo en que normalmente estaría entrenando para los cuatro eventos".

Su meta es registrarse para cada carrera individual en Beijing: slalom, slalom gigante, descenso, super-G y el combinado (que suma los tiempos del descenso y el slalom).

"Es un juego de paciencia para poder volver a la nieve a máxima intensidad", dijo Shiffrin. "Tu capacidad de hacer ese esquí a un más alto nivel -- empiezas a perder esa capacidad de nuevo, así que debes seguir alcanzando ese nivel más alto. Y no he logrado hacerlo desde Sölden".

Shiffrin dijo que el problema es diferente de la lesión de la espalda que la mantuvo alejada de las pistas de la Copa del Mundo durante la pasada temporada - aunque sí dijo que piensa que ambas están conectadas, en el sentido que ella traza cualquiera de sus problemas actuales relacionados a la columna con una caída que experimentó a los 9 años.

Ella afrontará sus eventos venideros sobre la marcha, dependiendo de cómo progresa su cuerpo, pero dijo que no anticipa perderse ninguna de las carreras de Copa del Mundo que tenía programado correr. Eso incluye la parada del circuito en Killington, Vermont el 27 y 28 de noviembre, la cual Shiffrin dijo que "no imagina saltarse" (ella fue a la escuela en Burke Mountain Academy en ese estado).

"Lo único que de verdad está en duda para mí ahora mismo sería Lake Louise, pero de veras quiero llegar ahí", dijo Shiffrin sobre los eventos de velocidad del 3 al 5 de diciembre en Canadá. "Ojalá que en las próximas 24 horas, se empiece a sentir como que puedo salir a la montaña y hacer buena preparación. Y una vez estemos ahí, estaremos de vuelta, así que no debe ser nada del otro mundo".

Y entonces tomó una pausa antes de añadir: "Con suerte".