<
>

Los Leones se quedaron con la victoria ante Sudáfrica en un partido a pura prueba y error

A prueba y error, con cosas positivas y otras no tanto. Así fue la primera de las dos presentaciones de Los Leones ante Sudáfrica previstas para este fin de semana en Buenos Aires en el marco de las últimas actuaciones como locales en la FIH Pro League 2021/2022. El equipo albiceleste se impuso por 4 a 3 y se quedó con el objetivo primario, los tres puntos. Sin embargo, también pagó demasiado alto costo en su arco en proporción a lo que hizo el rival y a quién era: Sudáfrica marcha último en la tabla, es el equipo más goleado, no ganó ningún partido y pese a ello supo complicar a Argentina. Este domingo vuelven a verse las caras desde las 16 en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) de Núñez, con televisación en vivo de ESPN Extra y Star+.

Fue muy bueno el comienzo del partido para Los Leones, con un once titular que habitualmente no tiene tantos minutos en cancha, a excepción de algunos nombres y con muchas caras nuevas, por caso, cinco debutantes. A los 3' Lautaro Ferrero, justamente uno de los "nuevos", se hizo cargo del primer córner corto del partido que desvió Federico Monja, que se estrelló en el travesaño y que ingresó sin pedir permiso para convertirse en el 1 a 0. A los 5', el rosarino Nicolás Acosta maniobró por izquierda para un lado, para el otro y le sirvió el centro limpio a Federico Fernández para que marcase el segundo.

Lo que podía imaginarse entonces como un partido sencillo para las aspiraciones argentinas, se fue desdibujando. Principalmente porque el equipo incurrió en errores que pagó muy caro. Inexperiencia y cierto atolondramiento en las decisiones y ausencias de peso, especialmente en el centro de la defensa, fueron poniendo en carrera a un conjunto visitante que a los 14' encontró el descuento por intermedio de Nqobile Ntuli, quien supo aprovechar una tremenda falencia local en el fondo, marrando una salida.

Ya sobre el tercer cuarto, a los 38', Ferrero sí consiguió su gol desde la vía del fijo para poner el partido 3 a 1. Pero de nuevo Sudáfrica volvió a ingresar al área argentina y se fue con premio: corto y festejo de Matthew Guise-Brown, a los 43'. La reacción fue inmediata, en la jugada siguiente Nicolás Acosta volvió a desbordar haciendo gala de su habilidad en las manos y esta vez le sirvió la asistencia al Leoncito campeón del mundo Facundo Sarto, quien anotó en el día de su debut: fue uno de los cinco estrenos de la tarde con la camiseta del seleccionado mayor. Era 4 a 2 y victoria ¿sellada? No, a los 48', de nuevo Guise-Brown se lució con una arrastrada imposible de contener al techo del arco argentino. Así, el 4 a 3 terminó dibujando el marcador final y gracias a un Emiliano Bosso brillante a 4' del epílogo, con una atajada a puro reflejo, que de no haber sido podría haber repartido puntos y más preocupaciones.

Hizo cosas bien Argentina, y otras no tanto. Pecó en sus propias revoluciones pero salió a flote con el objetivo primario en mano. Este domingo, desde las 16 Leones y Sudáfrica volverán a enfrentarse en el Cenard y por las pantallas de ESPN Extra y Star+. Será la última presentación del seleccionado como local al menos hasta octubre, cuando inicie la próxima edición de este certamen que actualmente lo tiene prendido y lo espera con una gira exigente en mayo por Europa para terminar de delimitar su suerte. Allí ya, con la columna vertebral del equipo, que milita en el Viejo Continente. Este es tiempo de rotación, del rodaje de los de acá y unas pocas excepciones con más experiencia.

Argentina formó con: Emiliano Bosso; Juan Catán, Federico Monja, Lautaro Ferrero, Facundo Zárate; Ignacio Nepote, Matías Rey (C) y Joaquín Cohelo; Federico Fernández, Nicolás Acosta y Tobías Martins. Luego ingresaron: Ladislao Gencarelli, Juan Ronconi, Bautista Capurro, Facundo Sarto, Felipe Merlini y Francisco Druziuk. DT: Mariano Ronconi.