<
>

Mathías Cardacio y su demanda en Defensor: "Al presidente Ward le dije que, por mi hija, yo iba a ir hasta el final. Ya es un tema personal"

Mathías Cardacio conversó este jueves sobre su situación con Defensor Sporting, explicando que irá hasta las últimas consecuencias con la demanda que realizó luego de haber sido separado del plantel en noviembre, sin aún haber tenido ninguna explicación de por qué la directiva violeta tomó dicha medida.

A principios de noviembre, el entrenador Leonel Rocco separó del plantel al zaguero Andrés Lamas, medida que tuvo el apoyo de los dirigentes. El plantel reclamó que el futbolista trabajara junto a sus compañeros, algo que fue denegado, por lo que ante la posibilidad de que todo el equipo no entrenara, se determinó la salida del técnico. Luego, la directiva decidió separar del plantel a nueve jugadores.

Varios de esos futbolistas finalizaron su vínculo en diciembre, otros rescindieron contrato, y está el caso de Cardacio, Sebastián Píriz y Matías Cabrera, cuyos vínculos se renovaron automáticamente luego de que Defensor lograra el ascenso a Primera en diciembre.

“Obviamente que son situaciones que uno nunca quiere vivir, donde muchas tomas de decisiones fueron afectando a diferentes jugadores y al entrenador en su momento. Y eso nos fue causando un daño y nos sitúa en una situación que no es agradable, pero uno tiene que actuar en consecuencia”, destacó Cardacio en ‘100% Deporte’ (Radio Sport).

El jugador, quien con Cabrera aún mantiene en pie la demanda realizada contando con la defensa de los abogados de la Mutual, remarcó: “Yo tengo contrato con Defensor, el club no me ha citado a entrenar por lo que me está privando la posibilidad de entrenarme y a eso lo considero como una falta grave. Después, esto ya lo tomé como algo personal con la gente que gobierna el club, esto no es contra el club, sino contra la gente que temporalmente está manejando a Defensor Sporting”.

“Este daño a la imagen y todo lo que se generó no es normal para un jugador de fútbol. Hoy lo primordial es seguir con la demanda hasta el final, que se aclare bien y luego retomar mi carrera deportiva”, remarcó el futbolista de 34 años.

Cardacio dijo que de los nueve jugadores que presentaron la demanda luego de ser separados del plantel (Matías Castro, Bernardo Long, Nicolás Correa, Lamas, Robert Ergas, Sebastián Píriz, Cardaccio, Cabrera, y Pablo López) algunos ya llegaron a un acuerdo.

“En mi caso, no va a existir ningún acercamiento desde mi parte, porque no lo hubo antes y los dirigentes sólo hicieron un acercamiento dos días antes de empezar la demanda. Esto va más allá de cualquier cosa que se pueda especular como el dinero, es un tema personal y del daño que hicieron a mi imagen. Yo iré hasta el final de la demanda, dure lo que dure. No voy a aceptar ningún tipo de arreglo por fuera, y eso va a demostrar quién se equivocó y quién no”, enfatizó.

El futbolista agregó que aún no sabe por qué razón fue separado del plantel en noviembre, e indicó que toda esta situación se podía haber evitado, pudiéndose arreglar ‘con quince minutos de charla entre Rocco, Lamas y un dirigente o alguien que realmente tuviera la voluntad de solucionar el tema, en el fútbol se han solucionado temas más graves’.

Repasando lo sucedido, Cardacio recordó que el DT tomó una decisión que fue apoyada por la directiva sin previa consulta con los jugadores, quienes entendieron que la situación no era justa, por lo que debían ser empáticos con su compañero apartado.

El volante afirmó: “Yo no tuve un problema con Rocco y no tengo nada para decir de él. Había un buen rollo con el entrenador. En su momento entendimos que había una medida injusta y si nosotros mirábamos para el costado, ¿cómo seguíamos para adelante con el entrenador?”

“Le explicamos a Rocco que si el Zurdo no entrenaba, nosotros tampoco lo íbamos a hacer porque entendíamos que la medida tenía un contraste muy grande con otras situaciones que habían pasado, no tomándose una medida similar. Yo lo único que hice fue apoyar una medida, como los ocho jugadores que terminaron separando”, recordó el mediocampista.

Y remarcó sobre su relación con el DT: “No volví a hablar con Rocco, no tuve un problema con el entrenador. Lo único que le puedo reprochar es la medida tan drástica con Lamas y la manera, haciéndolo ir al entrenamiento y avisarle delante de todos. Todos sabemos lo que es el Zurdo en el ambiente, no es un tipo conflictivo. Había una relación de respeto con Rocco; creo que no hubo mala fe de nadie, no había nada raro, el día anterior al partido con Juventud había buen ambiente”.

“Cuando un compañero se equivoca, el plantel no puede hacer nada. Acá no hubo nada premeditado, fuimos a entrenar normalmente y nos encontramos sorpresivamente con esa situación, entendimos que la situación era injusta y tomamos una medida en función de eso”, manifestó.

El ex futbolista de Nacional, Milan y Colo Colo, entre otros equipos, respondió cuando se le preguntó si se le faltó el respeto al ex futbolista Nicolás Olivera: “En una charla de vestuario con 30 jugadores y once dirigentes, 41 personas hablando a corazón abierto donde uno no se mide, ¿qué es faltar el respeto? ¿Decir la verdad? Yo no vi ninguna falta de respeto, vi verdades de un lado y del otro, ellos también nos dijeron cosas interesantes. Yo no soy el dueño de la verdad, lo más importante es ser honesto. De Nicolás prefiero no hablar, a mí no me gusta usar de escudo a una persona histórica del club”.

“Fue muy jodido lo que pasó, sigue siendo jodido y la única tranquilidad que puede tener uno es ir hasta el final y decir ‘se equivocaron’ con nosotros, algo que yo ya sé. Mi contrato vigente no me lo están pagando, el último mes que cobré fue noviembre. Supongo que fue una estrategia para luego negociar. Acá hubo mucha estrategia. Cuando hay tanta cosa premeditada… Acá ya es un tema personal”, remarcó.

Y reafirmó sobre su demanda: “Yo todavía no sé por qué me separaron. Mil veces nos hemos acercado y nunca tuvimos una respuesta. En esta situación así, que es de principio, trato de ser justo y honesto, y trato de ir al frente hasta el final”.

“Al presidente Ward y a varios del club les dije el día después que me apartaron que, por mi hija, yo iba a ir hasta el final, porque esto no iba a quedar así, y lo digo porque no hice nada, lo único que hice fue acompañar una medida que acompañamos todos”, sentenció.

Consultado sobre su futuro, Cardacio destacó que ha tenido ofertas del fútbol local, pero primero debe resolver su situación con Defensor Sporting, considerando que tiene contrato vigente ante la renovación automática.

EL ASCENSO OBTENIDO EN DICIEMBRE
Respecto al tercer ascenso que Defensor obtuvo en diciembre, Cardacio contó que en ese momento sintió ‘sensaciones encontradas’: “Estuve hasta el último mes peleando el objetivo y se me apartó en el final, me sentí feliz de haber cumplido el objetivo por más que desde afuera intentaron hacernos sentir que no éramos parte”.

El jugador destacó que 'hubo jerarquía de los jugadores juveniles, pero no hubo un trabajo previo del club': "Manotearon a chicos de abajo y pudo haber salido mal, no hay un proyecto o un trabajo donde vos te podías sostener. La opinión de afuera es muy subjetiva e irreal, te miden en función del resultado, no del trabajo".

"¿Y si no salía? ¿Qué pasaba con esos juveniles después? ¿Seguían en Cuarta o en Primera? ¿Qué hacían con su vida después?”, se preguntó.

Y concluyó: “En lo deportivo salió bien como pudo haber salido mal. Me puse muy feliz por haber cumplido el objetivo, y ese festejo final en el vestuario todos juntos con las camisetas me dejó un mimo pero con el dolor de no haber podido estar ahí”.