<
>

Abreu: "En el fútbol europeo no me supieron esperar"

El histórico exfutbolista habló sobre su etapa en el fútbol de España y también del legado del Maestro Tabárez. Divulgação/Conmebol

Sebastián Abreu se refirió a su paso por el fútbol europeo y a cómo pudo en Real Sociedad redimirse y demostrar lo que no había podido en Deportivo La Coruña. En entrevista con La pizarra de Quintana (Radio Marca), el uruguayo indicó que no le tuvieron la paciencia necesaria en su llegada al Viejo Continente.

Tras sus exitosas etapas en Defensor Sporting y San Lorenzo, Abreu fue adquirido a sus 22 años por Deportivo La Coruña en 1998 y no tuvo muchas oportunidades, al acumular una cesión atrás de otra. “No es que no me sentara bien el fútbol europeo, no me supieron esperar. Entiendo que sea así, no tuve un entrenador con la sapiencia, inteligencia y docencia de poder valorar que a un jugador con mucho potencial hay que darle un tiempo de adaptación al fútbol europeo. No lo tuve, eso me llevó a mí por ser jugador de selección y no perderme la oportunidad de ir a Mundiales o Copas América de tener que competir, lo que me llevaba a una búsqueda imperiosa de querer tener tiempo de juego”, comentó el exdelantero.

Abreu señaló que Javier Irureta, histórico DT del Deportivo, “nunca me dio la oportunidad de mostrar todo lo que venía haciendo de bueno”, y esa espina le quedó clavada al minuano, que tuvo que esperar una década para regresar al fútbol europeo y tener su revancha. Cuando se cruzó con el español Juan Manuel Lillo en Dorados de México, el primer día el entrenador le preguntó cuál era su anhelo y el minuano respondió que era “volver a España y poder mostrar mi potencial, que se quedaron con una imagen que no es por no darme el tiempo”.

Tres años más tarde, como entrenador de Real Sociedad, Lillo llamó a Abreu y lo llevó a jugar al País Vasco en la Segunda División. “Fue una experiencia fantástica. Llegué para la segunda parte de la temporada. En 18 fechas hice 11 goles, no pudimos conseguir el objetivo de subir, pero en lo personal fue muy bueno”, comentó Abreu. Además, contó que el club tenía intenciones de que renovara su contrato, pero “por respeto o lealtad”, ante la salida del DT que le había abierto las puertas, decidió terminar su vínculo.

Ahora, en su etapa como entrenador, Abreu también tiene la aspiración de poder llegar a dirigir a Europa y, sobre todo, a España. “Como futbolista te preparás para ir a las mejores ligas y como entrenador, me voy a preparar para lo mismo, y pretendo poder tener la virtud de llegarle a los jugadores”, expresó.