<
>

Rochet: "Estoy muy contento en Nacional, encontré mi lugar a nivel futbolístico"

El arquero del Tricolor se refirió a su momento en el arco del Bolso, a su paso por la Selección y a su futuro. @Nacional (TW)

Sergio Rochet, arquero de Nacional, habló en el programa Tirando Paredes de radio 1010 AM y se refirió al próximo partido del Bolso, que enfrentará a Cerrito este domingo por el Torneo Apertura. Rochet valoró los pros y los contras de jugar en el césped sintético del estadio Charrúa.

“Para jugar con los pies, creo que me favorece una cancha como la del Charrúa que está en buenas condiciones; a mí y a todos. Sí me perjudica el tema del pique, las pelotas que van a espaldas de los zagueros, o los remates de fuera del área. Igual se espera que haya lluvia, va a estar rápida. En Holanda jugué en sintético contra cuatro o cinco equipos y si no la mojás antes se hace complicado por el tema del pique, pica muy alto o lo hace a espaldas del zaguero y se queda y no te da para salir, es difícil hacer el cálculo”, indicó.

Nacional está midiéndose cabeza a cabeza con Plaza Colonia por la cima del Torneo Apertura, con una ventaja de tres puntos para el Patablanca. “El campeonato está muy parejo, Plaza viene haciéndolo muy bien, ha sabido defender muy bien los goles que han marcado, les han hecho pocos goles. Tanto Plaza como los que vienen atrás estamos todos muy apretados, estas tres fechas van a ser muy decisivas”, expresó.

En las últimas fechas, el equipo coloniense solía jugar antes que Nacional, que llegaba con la presión de ganar para no estirar la diferencia. En esta ocasión, el Tricolor jugará primero y Plaza lo hará el lunes, por lo que, de quedarse con los tres puntos contra Cerrito, le pasarán el peso al conjunto de Eduardo Espinel. “El partido del domingo va a ser fundamental porque ellos nunca habían jugado con resultado visto, y si tenemos la posibilidad de ganar, podemos crear una cierta presión”, dijo Rochet.

El arquero tiene contrato en Nacional hasta diciembre de 2023, y ve su futuro alineado con el de la institución tricolor. “Hoy en día mi futuro lo veo acá en Uruguay. Estoy muy contento en Nacional, encontré mi lugar a nivel futbolístico, y nos estamos jugando algo muy importante como el tricampeonato, así que seguro que hasta diciembre voy a estar acá, después que sea lo que Dios quiera. Mi cabeza está acá por ese objetivo y por lo familiar que estoy pasando, con mi señora embarazada y uno quiere estar cerca de la familia. Hoy mi cabeza está 100% acá en Uruguay”, contó.

Rochet se afianzó últimamente como uno de los arqueros de la Selección Uruguaya, siendo parte de la convocatoria tanto en Eliminatorias como en la Copa América. Para el arquero ese llamado “fue una felicidad tremenda, el sueño que tenía”. Señaló que quedar eliminados de la Copa América fue un golpe duro porque “había un gran plantel y sabíamos que podíamos haber llegado un poco más adelante”. A pesar de la eliminación prematura, Rochet valoró la experiencia de estar en el grupo de la Celeste como “hermosa por lo que es la Selección, los compañeros, el grupo muy bueno y el trato único del Maestro Tabárez y el cuerpo técnico”.

Tras la derrota por penales contra Colombia, le tocó ser uno de los protagonistas de un episodio muy recordado, que fue la misión de la dirigencia de Nacional para traerlo a él y a Camilo Cándido y Brian Ocampo a Uruguay para jugar el clásico del Torneo Apertura. “Fue un momento incómodo para nosotros, pero sabíamos que el club estaba en todo su derecho de hacer eso, somos trabajadores del club, tenemos que acatar la decisión que tuvieron. Sabíamos que había un partido importante, fue una tristeza tremenda, y en el momento en que nos subimos al avión, teníamos que cambiar el chip y en un par de horas estar en la cancha”, expresó.