<
>

Diego Demarco: "Los procesos juveniles debieran continuar más allá de que no haya torneos oficiales"

Diego Demarco, entrenador de la Selección Uruguaya sub 17, manifestó este jueves que la decisión de la CONMEBOL de suspender los sudamericanos juveniles hasta el 2023 no debería ‘cortar’ los procesos que se vienen desarrollando en el Complejo Celeste. En 100% Deporte (Radio Sport), el técnico dijo estar esperanzado de que haya continuidad en el trabajo que se viene desarrollando desde hace varios años.

Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), informó este martes la decisión de la CONMEBOL de suspender los torneos oficiales juveniles durante este 2021 y 2022, tanto en la rama masculina como en la femenina.

Demarco comentó: “En principio no hemos tenido ningún diálogo respecto a la continuidad de nuestro trabajo, porque estamos un poco a la espera de una charla entre Alonso y el Maestro Tabárez (entrenador de la selección mayor). Lo que sí es concreto es que los sudamericanos no se van a jugar. Lo otro hay que conversarlo y luego se verá”.

La Selección sub 17 se encuentra trabajando de cara al Torneo Internacional de la Alcudia, que se disputará en Valencia (España) entre el 23 y el 30 de agosto. “Nosotros seguiríamos entrenando hasta el final de ese torneo y después habría que ver para más adelante cómo se resuelve la situación, estamos en momentos de incertidumbre, a la espera y esperanzados también de que esto va a continuar porque no debería parar más allá que no haya torneos oficiales”, enfatizó el entrenador.

Y argumentó: “No debería parar porque acá hay un crecimiento integral del jugador que se ha hecho durante todo este tiempo por encima de la disputa de campeonatos oficiales, se prepara a los jugadores para el alto nivel o para que juegue en una Primera división y que los clubes tengan sus jugadores potenciados, eso es importante”.

“Hay una interacción entre chicos de distintos equipos que tienen muy buen nivel, que compiten por un lugar, que conviven en hoteles, que tienen viajes en avión, una cantidad de cosas que los dotan de una experiencia distinta. También los partidos internacionales, más allá de ser torneos amistosos, son competencias importantes para ellos y lo van dotando para el profesionalismo. El objetivo del proyecto también es tratar de seleccionar jugadores con posibilidades para estar en el fútbol de élite, nosotros tenemos que abocarnos a eso, por encima de la disputa de un torneo o no”, remarcó el director técnico.

Demarco señaló que ‘ni el cuerpo técnico ni los jugadores esperaban esta noticia de suspensión de campeonatos’: “Nosotros sólo aguardábamos una confirmación de fecha. Nos sorprendió un poquito y fue fuerte para los jugadores, porque primero fue la suspensión del mundial el año pasado y ahora esto. Estos chicos están pasando un momento complicado, como todos, en una edad difícil y se están haciendo fuertes ante este tipo de noticias, pero sí se pierden mucho de la preparación que han tenido otras generaciones”.

El entrenador detalló las diferencias que la pandemia del coronavirus ha provocado en la preparación de las diferentes generaciones. Por ejemplo, dijo que la generación 2002 pudo tener más de 80 partidos internacionales y disputó el sudamericano sub 17 en Perú 2019; en cambio, la 2001 (que por ser año impar ya tiene menos partidos internacionales) se perdió el mundial sub 20 previsto para este 2021 y que fue suspendido por la pandemia.

Por su parte, la generación 2004 tiene un proceso de 35 partidos y se ha quedado en ese número, por lo que cuando le toque ser sub 20 tendrá la mitad de encuentros internacionales que hoy tiene la generación 2002, actualmente entrenando bajo las órdenes de Gustavo Ferrreyra.

“Y la que está muy mal es la 2006 ,que desde que salió del baby fútbol no tiene un partido internacional porque los agarró la pandemia. Hay que pensar para complementar ese déficit de partidos de preparación que tuvieron para que no incida en su futuro negativamente. Nosotros, los entrenadores juveniles, debemos tratar de darles herramientas a los futbolistas para ayudarlos en su carrera y pensar cómo podemos colaborar”, manifestó Demarco.

Igualmente, el entrenador de la sub 17 destacó que no tiene la sensación que desde la AUF o los clubes ‘quieran cerrar todo’. “Hay que argumentar con todo lo que ha pasado en este proceso, con la importancia de la experiencia obtenida y la cantidad de chicos que empezaron a tener partidos y a vivir procesos desde la sub 14 y sub 15, y hoy están al más alto nivel”, comentó.

Y agregó: “En el ámbito local también se ha bajado la cantidad de partidos a nivel de juveniles por culpa de la pandemia; esos chicos están sufriendo a nivel local, internacional, y nosotros debemos argumentar que mientras se tuvo en proceso ‘normal’, los chicos crecieron enormemente y la selección se ha dotado de esos procesos. También para los clubes es importante tener jugadores en la selección”.

La Selección sub 17 trabaja estas semanas en el Complejo Celeste y viajará el próximo 20 de agosto rumbo a España para disputar el Torneo Internacional sub 18 de la Alcudia.

Demarco dijo que, por protocolo sanitario de España, quienes viajen deben tener las dos dosis de vacuna contra el COVID: “La mayoría están vacunados, pero pasa que seis o siete jugadores tuvieron coronavirus y se les atrasó la segunda dosis, y podrían quedar afuera. De todas maneras, nosotros tenemos una base de datos muy grande, en este ciclo de sub 17 ya entrenaron 50 jugadores y desde la sub 15 han pasado 135 jugadores. Es decir que tenemos una gran visualización de jugadores de esta generación, y también se podrían acoplar jugadores de la 2005, así que hay jugadores para elegir”.