<
>

Fútbol Femenino en Uruguay: sin definición hasta que pase el invierno

Valentina Prego, presidenta del consejo de Fútbol Femenino de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), conversó con el programa Derechos Exclusivos (Radio Uruguay 1050 AM) y comentó que antes de tomar una decisión sobre la reanudación de la actividad se verá lo que suceda en el fútbol masculino y cómo se desarrolle la pandemia en los meses invernales.

“Prevemos que después del invierno y después de que el fútbol profesional haya empezado a pisar las canchas nosotras también podamos hacerlo”, comentó Prego. El fútbol femenino en Uruguay tenía previsto su comienzo para fines de marzo, pero incluso se suspendió hasta el sorteo para la Primera y Segunda división.

Con mil quinientas jugadoras registradas y con actividad en la AUF, otro tanto en la Organización del Fútbol del Interior y casi cuatro mil niñas participando en la Organización Nacional del Fútbol Infantil, se aguardan futuros pasos, principalmente observar cómo se comportará la pandemia del coronavirus durante el invierno.

“La prioridad es no apurarnos a tomar decisiones que puedan arriesgar la salud. Estamos armando una base de cuáles serían las necesidades que debemos tener cubiertas para retomar la actividad”, explicó Prego, quien viene manteniendo reuniones virtuales semanalmente para avanzar en diferentes aspectos del desarrollo del fútbol femenino.

Prego comentó: “Estamos aprovechando el tiempo: se trabaja en los reglamentos o puliendo muchos aspectos estructurales para que cuando se retome la actividad, este tiempo se haya ganado en alguna cuestión. Nos estamos reuniendo todas las semanas, eso generó un espacio de trabajo muy sano, que deja una estructura para que cuando vuelva la competencia hayamos compartido pareceres sobre hacia dónde queremos ir. A veces ese intercambio no es posible por la dinámica de la competencia”, explicó.

Mientras se revisan reglamentos y se escribe el de la participación del fútbol femenino del Congreso de la AUF, Prego también destacó que se tomó la idea planteada desde el rugby uruguayo para jugar jornadas de varios partidos de fútbol en el Estadio Charrúa:

“Nosotros tomamos esa idea como una propuesta que puede ser aplicada para el fútbol femenino y estamos planteándola a la interna de la AUF para que la considere. Si bien el uso del Estadio Charrúa está pensado para las selecciones femeninas y no tanto para nuestra liga, en estas condiciones de calendario acotado y formato diferente del torneo, tal vez sea una oportunidad para generar jornadas de fútbol femenino ahí. Las ganas están, y esperemos contar con el apoyo de la URU como de los compañeros del fútbol para poder ejecutarlo”.

Por último, destacó que el fútbol femenino al ser amateur no está preparado para asumir el protocolo sanitario diseñado para la vuelta del fútbol masculino: “La solución es comenzar cuando ese protocolo pueda hacerse con condiciones un poco más parecidas a lo que la realidad le va a permitir al fútbol femenino”.

El carácter amateur del fútbol femenino hizo que las jugadoras no fueran afectadas económicamente, pero el no jugar impacta en sus vidas debido a la importancia de la actividad futbolística. La mayoría de los clubes mantienen contacto virtual con sus futbolistas para continuar los entrenamientos.

“Las formas y el entendimiento que hubo fue general, todos tuvimos presente que primero debemos estar seguros de que podemos estar bien y hacer las cosas con base a certezas”, sentenció la presidenta del consejo de Fútbol Femenino de la AUF.