<
>

El Fiscal Romano dijo que los dirigentes de Nacional no entregan las grabaciones de lo sucedido previo al clásico por temor

El Fiscal Fernando Romano dijo que le cuesta creer que los dirigentes de Nacional no conozcan los nombres de las personas que ingresaron a la tribuna de Peñarol dos días antes del clásico, que es imposible que se pierdan las imágenes de las cámaras, y que no las entregan por temor a los barras.

Romano citó a declarar, en calidad de testigos, a cuatro dirigentes de Nacional y dos de Peñarol. El día 5 de octubre concurrirán los tricolores José Fuentes, Alejandro Balbi, Pablo Durán y Gonzalo Lucas; al tiempo que al día siguiente presentarán testimonio los aurinegros Ignacio Ruglio y Eduardo Zaidensztat.

“La decisión se toma por trascendidos de prensa de los últimos días, tanto lo hablado por el presidente de Nacional el domingo en un programa deportivo, y el comunicado que saca el club, además de otras declaraciones del referente de seguridad del club. Y lo que establece Fuentes en una entrevista que da a Montevideo Portal donde dice que en Nacional los dirigentes no son paladines de la justicia y hacen lo que pueden”, expresó Romano en el programa Doble Click de radio Del Sol FM.

El Fiscal agregó que es imposible -como aduce Nacional- que se borren las imágenes de lo que sucedió los días previos al clásico, donde parciales tricolores ingresaron a la tribuna de Peñarol y engrasaron determinados sectores.

“Nosotros tenemos la certeza de que las imágenes están. Es imposible que se pierdan porque el domingo 4 se jugó el clásico y en el correr de esa semana se pidieron las imágenes. Hemos buscado la posibilidad de que Policía Científica pueda concurrir al Parque Central para que desde los servidores se pueda extraer la información. Así como estuvieron las imágenes del Campeón del Siglo del partido Peñarol - Colón en mayo, y se extrajeron más de un mes después, acá también las imágenes están en el servidor”.

Consultado sobre si el motivo de la defensa del presidente de Nacional, José Fuentes, obedece a temores, el Fiscal respondió: “Conozco a Fuentes y me parece una persona de bien que está haciendo todo lo posible para que estos hechos de violencia no se sucedan más. Nacional organizó un espectáculo que no merecía todo el final que tuvo y toda esta investigación. Quiero creer que Nacional no aporta los nombres por varias causas a la vez. Una es temor, que es válido, legítimo, porque son dirigentes honorarios y tienen temores porque las barras están integradas por personas que han hecho actos violentos, han participado de homicidios, han estado presos, tienen tráfico de drogas, por tanto, podría ser fundado el temor de los dirigentes”.

Romano se extendió en el concepto de que los dirigentes no denuncian a los barras bravas diciendo: “Yo creo que es temor. Es temor. Es la más importante de las causas. Si todos se pusieran de acuerdo y se dieran los nombres, no sucedería ninguna represalia. Igual no quisiera estar en la piel de ninguno de ellos, es difícil, pero si hubiera denuncias de la institución será más fácil ir limpiando de a poco. Yo no creo que sea fácil y rápido, pero hay formas de ir sacando a toda esa gente. Tienen poder en la tribuna y fuera de la tribuna. Por ejemplo, en el Campeón del Siglo, ¿quién distribuye el tema de los autos? ¿Quién cobra los peajes de que el auto quede estacionado ahí, quién se hace cargo de todo eso? ¿Quién maneja todo eso? ¿Piensan que son tres cuidacoches? No, eso está organizado”.

LA VINCULACIÓN CON LA MUERTE DE FIORITO

El Fiscal Romano vinculó algunos de los problemas vividos en el clásico con lo vivido en Santa Lucía donde murió el parcial de Peñarol, Hernán Fiorito.

“Acá hay un tema muy importante que uno no puede dejar de lado y es lo que sucedió dos noches previas (al clásico), y lo ata con lo que sucedió en Santa Lucía. Eran directivas diferentes, pero ata de que en ese momento muchas de esas personas habían salido desde la sede de Nacional, que había banderas de Peñarol, y esas personas, que tenían condenas por homicidio, quedaron libres. Yo vinculo una cosa con la otra por lo que dicen en redes sociales donde los parciales dicen que están encubriendo como pasó en Santa Lucía, que fue una decisión lamentable. Entonces, lo que pasó en Santa Lucia generó en muchos parciales y sobre todo en la familia de Fiorito, un hecho muy fuerte, pesado, de ver a parciales de Nacional que dieron muerte a Fiorito han concurrido al exterior a ver al equipo. Todos son hechos que no ayudan, pero ahí no tiene nada que ver la institución como tal”.

Romano discrepó con el Ministerio del Interior que calificó de exitoso el operativo del clásico. “No fue exitoso en la medida que tengo trabajo. El vandalismo fue mucho más importante del lado de Peñarol, por lo tanto, no hubo un buen control de sus parciales. Y en cuanto a Nacional fue de muy mal gusto, y yo sigo diciendo que fueron parciales de Nacional, la chicana que metieron engrasando la tribuna. En ningún estadio del mundo ocurre esto. Me cuesta creer que no se sepan los nombres o apodos de quienes ingresaron a la tribuna”.

Y concluyó diciendo que en Uruguay no se está preparado para jugar los clásicos con público visitante.