<
>

Damiani: "Que Nacho Ruglio hable de ordenar la economía es como que un vegetariano hable de la industria frigorífica"

Juan Pedro Damiani criticó a Ignacio Ruglio. @OficialCAP

Juan Pedro Damiani, expresidente de Peñarol, criticó la gestión del actual conductor Ignacio Ruglio y calificó de “inoportuno” el informe financiero que presentó: “Que Nacho Ruglio hable de ordenar la economía es como que un vegetariano hable de la industria frigorífica”.

“Vamos a hablar claramente. Hay que ser medido con lo que se dice. A mí no me deben nada y hace 5 años que me fui. Le deben a mi papá, que falleció en el 2007. Hace 15 años. Le deben a mi familia, a mis hermanas, una deuda blanda y con una tasa ridícula. Y a mí me deben a otra tasa ridícula por la compra de la tierra donde se hizo el estadio que voy a ser el último en cobrar después de que cobre el Banco República. Él no habla de intereses porque tiene muchos jugadores para vender que se le dejaron”, expresó Damiani en el programa 100% Deportes de Radio Sport.

Damiani agregó: “Lo de los números son insólitos… Me han dicho que este informe lo hizo él, que no pasó ni por los contadores. Es inoportuno. ¿Un sábado de noche lanzar eso? La conducción que tiene Ruglio debe ser la conducción en la historia de Peñarol que tiene más dinero, todo heredado, porque él no generó nada de eso”.

Posteriormente indicó: “Hay una cosa de la que quiero hablar. Él habla de algo que no sé qué es, el damianismo. La gestión de Juan Pedro Damiani fue de 9 años en los cuales gané 4 Campeonatos Uruguayos, le hicimos 5 goles a Nacional y llegamos a la final de la Copa Libertadores. Habla de 20 años. Si querés hablar de mi papá desde el año 66 o 69 habría que ver su gestión. En mi década ganamos tanto como Nacional y refundamos el club, hicimos el CAR, el Estadio, llegamos a la final de la Copa y generamos un club para despegar”.

Damiani expresó: “Hace cinco años que me fui del club y no se puede conducir mirando por el espejo retrovisor. Dejamos una institución a punto de despegar y lamentablemente el presidente actual heredó todo lo que tiene y ha desarmado gran parte de eso y me duele enormemente”.

Consultado sobre qué destacaría como positivo de la conducción de Ruglio, el expresidente aurinegro respondió: “Hay una cosa positiva y es que manda, eso sí. Me gusta. El presidente tiene que mandar. Pero no se une al club haciendo un relato de las cosas que no son reales. Lo que pasa es que él está convencido de que las cosas que dice son reales, pero no son reales”.