<
>

Damiani criticó la salida de Larriera de Peñarol y dijo que no hubiese contratado a Bengoechea y Cedrés

El expresidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, criticó la política de contrataciones del club, expresó que no hubo coherencia en la salida de Mauricio Larriera, y que no hubiese contratado a Pablo Bengoechea y Gabriel Cedrés porque no tienen experiencia para el cargo de la dirección deportiva.

Damiani dijo que le sorprendió la salida de Mauricio Larriera y criticó la forma.

“No se puede ser rehén del relato. No podés estirar algo. Con Larriera lo estiraron. Si estuviera en el día a día yo me doy cuenta si el técnico está con ganas. Entonces, ¿cómo? Armo el equipo, contrato jugadores, y en la primera de cambio se me va. No, no me podés hacer esto”, comenzó diciendo Damiani en su visita al programa "100% Deportes" de Radio Sport.

El expresidente aurinegro agregó que lo que sucedió el día que salió Larriera, que entrenó con el equipo y recibió a su sucesor Leo Ramos, fue una puesta en escena.

“Una actuación… una puesta en escena, es como una pareja que se separa y le presenta al nuevo marido. Me deja la sensación de que para el pobre Larriera era una bendición irse porque ningún técnico se va contento. Pero forma parte de las continuas actuaciones que se hacen de todo. De un relato raro, basta del relato. Hace cinco años que me fui, no sigas hablando de mí, ¡conducí! Más pala y menos pico”, le pidió Damiani al actual presidente Ruglio.

LEO RAMOS, PERRO CALLEJERO
El expresidente dijo que fue buena la elección de Leonardo Ramos como nuevo entrenador del club.

“Leo es un perro callejero. Le tengo mucho cariño, siempre recuerdo la anécdota del día que lo llamé y me dijo: ‘Hola Damiani, ¿cómo está?’. El tipo ya tenía mi teléfono. Ahí me empezó a ganar. Es una persona con personalidad, sabe lo que quiere, es una buena elección”.

Damiani agregó: “Lo que no creo que sea coherente es que después que vos contratás, hacés todo el periodo de pases y decís que tenés una relación tan entrañable con Larriera, que en el primer partido se te vaya. No. Si sos tan amigo lo tenés que convencer. El presidente dice que vive en Los Aromos, para mí no debe estar allí, hay que llenar al club de los mejores y no llenarlo de Peñarol porque con ese criterio a mi mamá la hubiese puesto a manejar mis empresas, pero no funciona así”.

CONTRATAR A CAVANI
“Yo hubiese ido a buscar a Cavani”, dijo Damiani cuando se le preguntó por el período de pases de Peñarol, al que definió de “flojo”.

“Cuando le di un consejo a Ruglio, fue pensá en grande. Yo personalmente después de lo de Suárez (a Nacional) hubiera traído un jugador desequilibrante. Dicen que esta liga no es atractiva. ¿Cómo vas a decir eso? Nosotros trajimos a Forlán, Maxi Rodríguez, un jugador top, Gargano, el Cebolla Rodríguez, tenés que apostar en grande”, agregó Damiani.

El expresidente aurinegro alabó la gestión del tricolor José Fuentes con la incorporación de Luis Suárez.

“Me pareció bárbaro lo que hizo el presidente de Nacional. No es plata. Barato es el que no juega, estos son regalados. Morena fue regalado a Peñarol. Otra cosa, yo escucho que el presidente dice yo heredé de mis mayores dirigentes no ir al vestuario. No, no, cuando ganás no tenés que ir porque te piden plata, pero cuando perdés tenés que estar. ¿Cómo es? Resulta que cuando ganan entra a la cancha y se abraza con todos”.

BENGOECHEA Y CEDRÉS
Sobre el rol que ejercen Pablo Bengoechea y Gabriel Cedrés en la dirección deportiva del club, Damiani expresó que no tienen experiencia.

“Yo no hubiese traído a Bengoechea y Cedrés. Pablo fue un ídolo, les tengo mucho afecto a los dos, pero no me parecía que tuvieran la experiencia para ese cargo. Son gente que quiere mucho a Peñarol. Esa es la diferencia, yo creo que hay que traer a los mejores”.

Y de ahí saltó al tema de las formativas: “Se desarmó el complejo de juveniles, se desarmó la parte de seguridad, se desarmó la parte administrativa, de marketing, decía esto no es una empresa, esto es Peñarol. ¿Con qué baja la venta del pasivo? Con la venta de jugadores. Pero en vez de construir sobre cimientos, él dijo hay que llenar a Peñarol de Peñarol y trae a dos muchachos (a formativas), que son muy buena gente, pero no sé cuáles son las cualidades para conducir. Se acabó Curutchet y se acabó Ahuntchain. Entonces si tengo algo que funciona espectacular, vendemos los mejores jugadores y se los lleva Nacional, hay algo que no está funcionando”.