<
>

Eduardo Belza: el 'inexplicable' cambio del fixture de las Eliminatorias y los próximos desafíos de la Selección Uruguaya

Eduardo Belza, gerente deportivo de la Selección Uruguaya de Fútbol, habló este viernes sobre el cambio que dispuso la CONMEBOL para el fixture de las Eliminatorias y dijo no entender cuál fue el criterio aplicado para modificar el calendario. En ‘100 % Deporte’ (Radio Sport), el exarquero detalló los próximos desafíos del combinado celeste.

Belza recordó que la próxima actividad de la selección charrúa será la disputa de las fechas 7 y 8 de las Clasificatorias a principios de junio, luego se jugará la Copa América y posteriormente habrá jornadas de Eliminatorias en setiembre, octubre y noviembre. Para el 2022 se disputarán partidos por la clasificación al Mundial de Qatar en enero, luego en marzo, y en junio la posibilidad o no de jugar el repechaje. “Prácticamente que mes a mes habrá jornadas de Eliminatorias lo que genera una carga muy importante”, apuntó.

El gerente de la Celeste comentó que el próximo 24 de mayo se comenzarán los entrenamientos, incorporándose paulatinamente los futbolistas del exterior de cara al encuentro con Paraguay a disputarse el jueves 3 de junio en Montevideo. Posteriormente y por la fecha 8 (pero en lo que será el sexto partido en las actuales Eliminatorias), Uruguay jugará ante Venezuela como visitante el martes 8 y luego regresará a Montevideo para preparar el viaje a Argentina para disputar la Copa América.

Así será el año de la Celeste debido a que el pasado 23 de abril la CONMEBOL comunicó oficialmente que las fechas 7 y 8 rumbo a Qatar se jugarán antes de la Copa América, y en cambio las jornadas 5 y 6 se llevarán a cabo en el segundo semestre del año.

“Nosotros esperábamos que se siguiera el orden de los partidos, pero se alteró y eso hizo que tuviéramos que buscar el traslado a Venezuela, algo que no es sencillo desde el punto de vista logístico. Partiremos el domingo 6 en horas de la tarde para Venezuela y volveremos inmediatamente a Montevideo para preparar la ida a Argentina, pensando viajar el 13 de junio y debutando el 17 con Argentina”, comentó Belza.

Y profundizó sobre esta modificación: “Pensamos que cuando se hace un sorteo y se hace un orden de partidos es para respetarlo, en ningún momento pensamos que podía suspenderse una fecha y seguirse para adelante con la siguiente, y que incluso esas fechas postergadas se insertaran en otras fechas alterando nuevamente el orden”.

“El argumento que dieron en cuanto a equilibrar la distancia de los viajes nunca fue un criterio que se tuvo en cuenta a la hora de hacer los fixtures. Realmente no entendemos cuáles son los criterios y que un fixture se haya alterado, nosotros estábamos dispuesto a correr con lo bueno y con lo malo del fixture original como todas las selecciones, no le encontramos explicación a esta alteración que ha habido del orden de los partidos”, afirmó Belza.

“De las dos fechas que quedaron por jugarse, Argentina (fecha 5) y Bolivia (fecha 6), en setiembre se insertaría la de Bolivia y luego la de Argentina en octubre”, indicó el gerente deportivo. Así, luego de enfrentar a Paraguay y a Venezuela, y de disputar la Copa América, Uruguay jugará en setiembre tres partidos por las Eliminatorias: ante Perú de visitante por la fecha 9, y luego en Montevideo recibiría a Bolivia (fecha 6) y a Ecuador (fecha 10). Y en octubre la Celeste debería enfrentar a Colombia en Montevideo por la jornada 11, luego visitaría a Argentina por la 5 y a Brasil por la 12. En qué momentos se insertan la quinta y sexta fecha aún debe confirmarse oficialmente.

A su vez, Belza señaló que tiene entendido que la CONMEBOL le pidió a la FIFA ampliar el período de liberación de los jugadores para los meses de setiembre y octubre ante este contexto de triples fechas. Y aseguró: “La idea inicial era jugar jueves, lunes y jueves; más allá de lo que es la seguidilla de la Eliminatoria mes a mes, el único mes que no tendrá partidos será diciembre, el comprimir esos partidos agregando viajes en el medio va a ser una carga importantísima para los futbolistas”.

“Veremos si se consigue que se amplíe algún día más el periodo FIFA y de esa forma conseguimos que haya tres días entre cada partido”, agregó.