<
>

Lista de tareas de Laporta en Barcelona: Renovar a Messi, reducir deudas, manejar repercusiones de la Superliga

play
Barcelona dejará en manos de sus socios si sigue o no en la Superliga (2:05)

Moisés Llorens da el panorama sobre qué hará Laporta sobre el polémico proyecto, que ya abandonaron varios clubes. (2:05)

Tras un inicio de campaña difícil en 2020-21, llega la primavera para Barcelona y hay muchas razones para albergar esperanzas. El conjunto de Ronald Koeman ha acortado la brecha con el puntero de la liga, Atlético de Madrid, a sólo cinco puntos (Atleti jugó un partido más) gracias a un invicto de 19 partidos --perdieron una sola vez en 20 fechas de La Liga desde la derrota del 5 de diciembre ante Cádiz-- y también ganaron la Copa del Rey gracias a una dominante actuación de 4-0 ante Athletic de Bilbao. Junto al regreso de Joan Laporta para un segundo ejercicio como presidente del club, confirmado en la elección del 7 de marzo, hay motivos para ser optimistas.

El ascenso de Barça en la tabla coincidió con la fe que Koeman ha depositado en los jugadores jóvenes. Ronald Araujo, Óscar Mingueza, Sergino Dest, Pedri e Ilaix Moriba --sin mencionar siquiera a Ansu Fati, quien está de baja por lesión desde mediados de noviembre-- han dado pasos enormes bajo la dirección del entrenador neerlandés.

Con ocho partidos por delante en la liga (a Atlético y Real les quedan siete) y el triunfo en la Copa del Rey fresco en la cabeza, lo que inicialmente se tachó como un año de transición aún podría convertirse en un doblete nacional. Sin embargo, detrás de sus actuaciones mejoradas en el campo de juego, Barça sigue sintiendo los efectos de un invierno tormentoso bajo el régimen anterior. Lionel Messi es libre de irse en junio si no firma un nuevo contrato, la deuda bruta asciende a casi 1200 millones de euros, y el club necesita desesperadamente reducir el coste salarial.

Los problemas dentro y fuera del campo de juego se fueron agravando con el correr de los años, pero se vieron acelerados por la pandemia de coronavirus. Eso sembró las semillas de la renuncia de Josep Maria Bartomeu el pasado mes de octubre -- enfrenta cargos de desviación de fondos y corrupción que habrían ocurrido durante su ejercicio como presidente -- y el regreso de Laporta.

Durante su discurso de inauguración, Laporta dijo que su principal objetivo es devolverles la felicidad a los fans, pero advirtió que no rehuirá de tomar decisiones fuertes, potencialmente impopulares, para encaminar al club. Eso podría traducirse en ventas de jugadores y recortes salariales, pero, como primera medida, fuentes le han informado a ESPN que está realizando una auditoría interna para tener un panorama exhaustivo de los problemas que ha heredado. Sólo entonces podrá empezar a darle forma al futuro.

No hay escasez de temas por resolver. Desde la más urgente hasta la menos acuciante, éstas son las 10 cuestiones más importantes que Laporta debe atender.

1. Renovaciones de contratos

Varios de los mejores jugadores de Barça están cursando los últimos meses de sus contratos. El caso evidente es el de Messi, cuyo contrato vence el 30 de junio. Messi le dijo a la dirigencia anterior que quería irse el último mes de agosto, pero el nombramiento de Laporta, junto a un par de mejoras en la cancha, podría hacerlo cambiar de parecer este verano. Paris Saint-Germain y Manchester City están al asecho, pero Laporta ya ha lanzado su ofensiva de seducción para conservarlo. "Te amamos", le dijo a Messi, sentado frente a él en su inauguración del 17 de marzo. "Haré todo lo posible para convencerte de que te quedes en el club".

El domingo se supo que el padre de Messi, Jorge, había llegado a Barcelona, aunque aún no se han programado reuniones con Laporta. Fuentes le informaron a ESPN que Laporta le está dando los toques finales a una oferta contractual para Messi.

Aun con 33 años, Messi sigue siendo tan importante como siempre para Barça. Ha marcado 31 goles en 40 apariciones esta temporada a pesar de que muchas veces jugó en un rol más profundo, y a raíz de las afirmaciones de que el contrato de cuatro años y €550m de Messi había "arruinado al club", Laporta señaló que el argentino en realidad es responsable de alrededor de un tercio del ingreso anual del club (€855m en 2019-20, a pesar de las pérdidas causadas por la pandemia).

Por otra parte, el revitalizado Ousmane Dembélé se queda sin contrato en 2022, al igual que Pedri y Ansu Fati, aunque ambos tienen cláusulas de extensión de dos años en sus contratos. Sin embargo, no resulta claro si el club puede ejecutarlas unilateralmente, o si los jugadores también tendrían que aprobarlas. Los contratos de Sergi Roberto e Ilaix Moriba también vencen en 2022, mientras que el de Óscar Mingueza caduca este verano, pero será renovado.

Antes de recurrir al mercado de pases, hay mucho trabajo por hacer puertas adentro para asegurarse de que Barça no pierda algunos de sus mejores talentos para el presente y el futuro.

2. Resolver la deuda

Aunque sólo se habla de los fichajes y de conseguir dinero para incorporar figuras como Erling Haaland --las fuentes aseguran que el club realmente está estudiando qué tan factible es intentarlo este verano-- lo más importante que Laporta debe hacer es reestructurar la deuda bruta del club, que ha llegado a casi 1200 millones de euros. Ya están dialogando con los bancos para renegociar la deuda a corto plazo y llevarla a un plazo más largo para que el club tenga más tiempo para pagarla. Carles Tusquets, quien actuó como presidente entre la renuncia de Bartomeu y el nombramiento de Laporta, dijo que se deben alrededor de €250m a los bancos antes del 30 de junio. Además de eso, las cuentas de Barça revelaron que también deben €126m en concepto de transferencias para la misma fecha.

Con todo esto en mente, puedes ver por qué la Superliga Europea resultaba tan tentadora.

3. Reducir el coste salarial

Barça tuvo el tope salarial más alto de España la temporada pasada, €671m, pero ahora debe adherir al nuevo límite de €347m de La Liga para no infringir las reglas de Fair Play Financiero de la UEFA. Ya han tomado medidas para cumplir ese nuevo límite. Los recortes empezaron el verano pasado con las salidas de Luis Suárez, Ivan Rakitic y Arturo Vidal. Mientras tanto, el plantel de primera del club también ha acordado aplazamientos de un porcentaje de sus salarios esta temporada, aunque eso sólo patea el problema para más adelante.

play
0:41

Koeman: 'A la UEFA solo le interesa el dinero'

El DT del Barcelona Ronald Koeman fue duro contra la UEFA cuando le preguntaron por la Superliga.

4. Superliga Europea

Bartomeu reabrió el debate de la Superliga cuando usó su discurso de dimisión en octubre para revelar que Barça estaba involucrado en planes para sacudir el fútbol europeo. Dijo que el club había "aprobado los requisitos para participar en una futura Superliga Europea [...] para garantizar la futura sostenibilidad financiera del club".

Laporta fue inicialmente crítico del proyecto el pasado mes de diciembre, diciendo que iba en contra de la esencia del deporte, pero su postura se había suavizado para enero. Luego, esta semana, se reveló que Barça era uno de los 12 miembros fundadores de la Superliga Europea. Los planes han sido condenados en todo el mundo, lo que culminó en el colapso del proyecto dado que casi todos los equipos han confirmado su retiro, aunque Barcelona aún no lo ha hecho formalmente.

Independientemente del timing, la Superliga ha quedado en nada por el momento y Laporta debe decidir cómo manejar los potenciales efectos colaterales. Bartomeu dijo que los delegados del club (alrededor de 5,000 de los más de 100,000 miembros que tiene el club) iban a tener que votar las propuestas en una reunión general, pero una fuente sugirió que el club no estaría obligado a trasladar la cuestión a los miembros. Ahora que todo ha terminado, el trabajo de Laporta se basará en reparar y reconstruir la confianza.

5. Los jugadores salientes y Griezmann

A quién pueda fichar Barça, la cantidad de dinero que puedan invertir y los salarios que puedan ofertar serán definidos por el jugador que puedan cambiar primero. Hay una larga lista de jugadores que están dispuestos a vender – en el caso de algunos, están haciendo todo lo posible para que eso suceda – pero encontrar compradores en el mercado post-coronavirus es difícil. Además, los jugadores continúan con salarios pre-coronavirus en el club – la reducción de sueldos fue temporaria al comienzo de la pandemia y las recientes alteraciones de salarios han sido prórrogas, no reducciones – y no están dispuestos a marcharse con grandes reducciones en sus cheques de pago. Laporta ha hecho alarde de su relación con los agentes más importantes, pero eso solo no será suficiente para encontrar un nuevo hogar para algunos de los jugadores de los que Barça se quiere deshacer.

Se podrían considerar ofertas por el arquero, Neto; los defensores, Junior Firpo y Samuel Umtiti; los mediocampistas, Philippe Coutinho y Miralem Pjanic; y el delantero, Martin Braithwaite, entre otros, pero la decisión más importante de Laporta es qué hacer con el fichaje de €120m, Antoine Griezmann. El delantero francés, que acaba de cumplir 30, no ha sido como se esperaba desde que se sumó proveniente de Atlético en 2019. Ocasionalmente se ha encontrado fuera del XI titular de Koeman, pero ha encontrado algo de consistencia en 2021. Sin embargo, con su tendencia a pretender ocupar una posición similar a la de Messi, sumada a su situación en el mercado de pases, es considerado como uno de los jugadores que el club podría vender para ayudar a reunir dinero a fin de sumar un delantero más joven.

6. Reunir el dinero para nuevas incorporaciones

Las deudas de Barça hacen que sea fácil descartarlos cada vez que se los vincula con un potencial fichaje, pero fuentes le han comentado a ESPN que la junta directiva de Laporta está tratando de encontrar formas innovadoras para hacer dinero y mejorar el escuadrón de Koeman.

La venta de jugadores es clave, pero no es la única manera de conseguir dinero. Laporta también tiene ofertas en la mesa por el 49 por ciento de las acciones de Barça Corporate – que incluye derechos de imagen, la franquicia de academias alrededor del mundo y el Barça Innovation Hub – valuado en alrededor de €250 millones. Sin embargo, podría ser un caso en el que terminen vendiendo su futuro para pagar el presente.

7. Identificar a los jugadores adecuados para restaurar el club

Laporta y Koeman están de acuerdo en que el escuadrón todavía necesita renovación a pesar de un repunte en las actuaciones. El defensor, Eric García, probablemente llegue desde Manchester City en un pase libre este verano, según fuentes han confirmado a ESPN, pero cualquier otra movida más allá de eso dependerá de la posición financiera en la que se encuentre el club.

Barça necesita decidir si convocará al lateral derecho, Emerson, de Real Betis este verano, un jugador del que son copropietarios y pueden firmar por €6-8m, mientras que Koeman ha expresado un interés en fichar al mediocampista de Liverpool, Georginio Wijnaldum, y al delantero de Lyon, Memphis Depay, ambos sin contrato en el verano. Depay tiene más chances de sumarse teniendo en cuenta que Barça priorizará la firma de un delantero, pero también hay otros en la mira. Haaland es el sueño y el club se reunió con su agente, Mino Raiola, este mes, pero es probable que su costo termine siendo prohibitivo; Alexander Isak, entre otros, también es un futbolista al que están siguiendo de cerca como una opción más accesible en el frente.

Mientras tanto, después del éxito de Pedri, Barça sigue estudiando el mercado en busca de los mejores talentos. Fuentes le han dicho a ESPN que Yusuf Demir, jugador de Rapid Vienna, es un hombre al que apuntan. El futbolista de 17 años, un delantero zurdo habilidoso, ya ha quedado en el primer equipo de Rapid y se ha ganado su primera aparición con Austria un partido de clasificación para el Mundial contra las Islas Feroe en marzo. Barça cree que podría estar disponible por unos €15m.

play
0:33

Tebas: 'No es cierto que estos clubes salvaron a LaLiga de la ruina'

El presidente de LaLigay Javier Tebas criticó la postura de Real Madrid, Barcelona y Atlético con respecto a las razones por las que crearon la Superliga.

8. Esclarecer el futuro de Koeman

Cuando Bartomeu dimitió en octubre y se convocó a elecciones, el puesto de Koeman estaba lejos de ser asegurado. Barça perdió cuatro de sus primeros diez partidos de liga bajo el mando del neerlandés, que fue nombrado el pasado agosto. El nombre de Xavi Hernández sobrevoló con fuerza durante la campaña electoral, y Mikel Arteta (Arsenal) y Julian Nagelsmann (RB Leipzig) estuvieron vinculados con el rol en el caso que Laporta fuera electo.

Fuentes han confirmado a ESPN que miembros del equipo de Laporta sondearon al ex entrenador de Schalke y director de fútbol de RB Leipzig, Ralf Rangnick, acerca de un rol ejecutivo en el club – le hubiese gustado sumar a Nagelsmann – pero la posición de Koeman se ha fortalecido enormemente desde diciembre. Barça no sólo ha ganado la Copa del Rey, sino que además ha resurgido en la carrera por el título con una racha de 19 partidos invictos. Y lo más importante es que están haciendo un buen fútbol y los jugadores están contentos con el entrenador.

Laporta aprovechó su discurso inaugural para respaldar públicamente a Koeman, y además ESPN puede confirmar que los dos han mantenido reuniones durante el receso internacional de marzo para comenzar a planear la próxima temporada.

9. Modernizar el Camp Nou

El proyecto Espai Barça ("Barça Space”) de €850m, que incluye la renovación del Camp Nou, se ha detenido a causa de la pandemia de coronavirus. Laporta debe decidir qué es lo que sucederá después. ¿Presionará para que continúen los trabajos de renovación? ¿Apuntará a construir un nuevo estadio? Fuentes afirman que la renovación del estadio de 100,000 asientos es la opción mas probable, pero eso da lugar a un segundo interrogante: ¿el trabajo se hará con rapidez o llevará algunos años?

La primera opción, Laporta ha dicho, podría involucrar el traslado de Barça al Estadio Olímpico de Montjuic, construido para los Juegos Olímpicos de 1992, durante dos años mientras el trabajo sea completado. El lugar se ubica en el centro de Barcelona, a unas tres millas (cinco km) del Camp Nou, pero sólo tiene capacidad para 55,000. Messi hizo su debut allí con el primer equipo de Barça en un Derby contra Espanyol, que hizo sus partidos en casa allí entre 1997 y 2009.

10. Renovar la estructura deportiva

Laporta todavía tiene que confirmar de manera oficial quién estará al mando del manejo del futuro del club dentro de la cancha, pero gran parte del trabajo ya se ha hecho. El ex ejecutivo de Valencia, Mateu Alemany, tiene un rol del estilo de un gerente general y fuentes han confirmado a ESPN que Laporta también quiere a Jordi Cruyff como director deportivo. Cruyff es actualmente el entrenador en jefe de Shenzhen FC y tendrían que llegar a un acuerdo con el club de la Superliga de China si Barça pretende sumarlo al equipo.

Ramón Planes, uno de los pocos hombres que quedan del régimen de Bartomeu, está supervisando el scouting y el reclutamiento, y el ex asistente de Eric Abidal probablemente cierre un nuevo contrato cuando expire el actual en el verano.

Debajo del primer equipo, Patrick Kluivert no renovará su contrato y José Ramón Alexanko lo reemplazará como director de la academia.