<
>

Sergio Rochet, el amuleto de Nacional que cumplió su sueño de niño

Sergio Rochet respondió de buena manera siempre que ha tenido que defender el arco de Nacional. Nacido en Nueva Palmira y formado en Danubio, el golero que llegó en junio del 2019 al tricolor habló en Mundo AUF Live sobre su presente en el equipo de Gustavo Munúa.

“Estoy muy contento, en los últimos partidos tomó más dimensión esto de los buenos resultados, a uno lo motiva y por suerte cada vez que me ha tocado jugar por el Uruguayo se han dado buenos resultados” comentó el golero que en Nacional ha jugado once partidos oficiales de los cuales el equipo tricolor ganó diez y empató uno.

En el 2019 Rochet jugó seis partidos por el Campeonato Uruguayo y el Bolso los ganó todos, incluido el clásico ante Peñarol del Torneo Intermedio por 3 a 0. En este 2020 el arquero volvió a reemplazar al panameño Luis Mejía quien se lesionó durante el partido frente a Progreso por la octava fecha del Apertura a fines de agosto; Rochet ingresó en el primer tiempo y el tricolor terminó ganando 2 a 1. Luego vinieron las victorias ante Cerro y Fénix, el empate ante Defensor y el último domingo fue triunfo ante Danubio por 2 a 0.

Justamente el equipo franjeado es el club que formó a Rochet, aunque el golero se fue al fútbol holandés sin haber podido debutar en la Primera División del fútbol uruguayo. En 2014 se fue al AZ Alkmaar de Holanda: “Tenía 19, por cumplir 20, se dio todo bastante rápido, había estado cinco o seis partidos en el banco de la primera de Danubio, no había llegado a debutar y cuando salió esa posibilidad también tomé la decisión, yo iba a ser tercer arquero pero pude adaptarme bien al equipo y en cuestión de menos de dos meses ya había debutado en Holanda”.

En el 2017 pasó al Sivasspor de Turquía, donde jugó por dos temporadas. “En el segundo año había tenido pocos juegos por lo que estaba buscando cambiar de aire y surgió la posibilidad de Nacional, un equipo grande y del que soy hincha, no lo dudé”, comentó Rochet.

El golero recordó cuando le comunicaron el interés tricolor: “Estaba de vacaciones en Nueva Palmira, una noche me llama mi representante y me comentó esta posibilidad y que había hablado con Iván Alonso. Jugar en Nacional era un sueño que tenía de niño y además hacía cinco años no estaba en mi país, se venía mi segundo nene y era una linda oportunidad, le dije que le diera para adelante, en dos o tres días se cerró y pude llegar”.

Su ilusión de atajar en el arco de Nacional siempre estuvo presente, tanto que su ídolo es Sebastián Viera. Curiosamente el máximo referente de Viera, actual golero de Junior de Barranquilla, ha sido Gustavo Munúa, hoy entrenador de Rochet en el Bolso.

El golero coloniense nacido el 23 de marzo de 1993 comentó sobre la presión de jugar en un equipo grande: “Es una responsabilidad grande que tenemos todos y en nuestro puesto es mucho mayor. Yo lo tomo con responsabilidad, seriedad, y disfruto este momento en el que me toca jugar y viene saliendo todo bastante bien. Sabés que te pueden llegar pocas veces pero tenés que estar ahí porque este club manda ganar y tenés que estar cien por ciento concentrado”.

Si hay algo que el técnico Munúa sabe es del buen momento de Rochet, que está cubriendo de excelente manera a su compañero panameño. El de Nueva Palmira espera continuar su buena racha y cosechar más aplausos y elogios, mientras sigue cumpliendo su sueño de pibe cada vez que se pone los guantes para defender el arco tricolor.