<
>

Suns detectan 'grietas' defensivas de Bucks de cara el Juego 5

play
La clave para enfrentar a Chris Paul (0:48)

En entrevista con Sebastián Martínez Christensen, Jrue Holiday habla sobre el reto que tiene en las Finales 2021. (0:48)

PHOENIX - Después de quedarse corto en lo que habría sido la mayor victoria de su carrera y sin poder tomar una ventaja de 3-1 sobre los Milwaukee Bucks en las Finales de la NBA, el base armador de los Phoenix Suns, Chris Paul, recurrió al video.

Paul y su compañero de equipo Devin Booker revisaron el video del Juego 3 y encontraron grietas en la defensa de los Bucks que Booker podría explotar a medida que su producción de anotaciones se disparó de 10 puntos en el Juego 3 a 42 en el Juego 4, los compañeros de la duela trasera volvieron a ver el último cuarto de la derrota del miércoles 109-103 casi inmediatamente después de que terminó el juego para encontrar formas de mejorar.

En el Juego 4, Paul terminó con 10 puntos en tiros de 5 de 13 y cinco pérdidas de balón, igualando la cantidad de errores que tuvo Milwaukee como equipo.

Si bien la decepción de Paul de volver a casa empatado 2-2 en lugar de estar a una victoria del primer campeonato de sus 16 años de carrera es evidente, el entrenador de los Suns, Monty Williams, dijo que no ha notado ningún cambio en la conducta de su armador.

"Sólo veo a Chris siendo Chris", dijo Williams después de la práctica del viernes. "Siempre es intencional en todo. Está concentrado. Me encuentro molesto cuando no puedo ayudarlo. Eso es de lo que hemos hablado los últimos días. Pero Chris está bien. Está concentrado. Siempre trata de ganar".

Los Suns se fueron 2-0 en casa para comenzar las Finales y Paul brilló, promediando 27.5 puntos y 9.5 asistencias. Cuando la serie se trasladó a Milwaukee, el juego de Paul se fue abajo, sumando 14.5 puntos y 8 asistencias en los Juegos 3 y 4.

"Las conversaciones tienen que ver con el baloncesto en este momento. Sabemos lo que tenemos frente a nosotros", dijo Williams. "Chris Paul, quiero decir, todos aquí lo han visto. No hay una persona en nuestro vestuario que no espere que no salga y juegue realmente bien el próximo juego... Su enfoque está muy alto, a un alto nivel en este momento ".

Paul se veía tan mal en el Juego 4 que algunos se preguntaron si los ligamentos parcialmente desgarrados de la mano derecha, que sufrió en las finales de conferencia, se habían inflamado.

"No, estoy bien", aseguró Paul, cuando se le preguntó por la mano el viernes.

Williams respaldó la afirmación de Paul de una buena salud.

"Sí, está bien", dijo Williams. "Aparte de tener que lidiar conmigo, está bien".

Si bien dos de las pérdidas de balón de Paul ayudaron a impulsar una racha de 17-8 de los Bucks en los últimos cuatro minutos, después de que los Suns lideraran durante 38 de los 44 minutos anteriores a eso, Paul dijo que el beneficio de jugar durante el tiempo que lo ha hecho es que está siendo capaz de seguir adelante, ya sea tras una victoria inspiradora o una derrota aplastante.

"Es algo en lo que no me detengo. A pesar de que puede ser una anomalía, sucede. Le di la vuelta a la pelota muchas veces antes", dijo Paul. "Al final del día, tenemos que ganar el juego".

Williams descartó los problemas de Paul en el Juego 4, llamándolas simplemente "una señal" en el radar en una carrera por lo demás infalible al Salón de la Fama.

Paul dijo que está bien que las Finales sean difíciles, considerando toda la angustia con la que tuvo que lidiar en la cancha en 16 años para llegar a ellas.

"Lo odio, pero es así de simple", dijo Paul. "No barrimos sino en una serie, así que esto es lo que sucede en una serie. Por eso hacen siete juegos. Esta es la final. Es dramático. Tenemos que proteger la cancha local y ganar el juego mañana".