<
>

Nuggets se acercan a Lakers en Finales del Oeste con garra y sentido de urgencia

play
Nuggets no bajan los brazos (2:08)

Los Nuggets saltaron a la duela con sentido de urgencia y Sebastián Martínez-Christensen nos relata cómo Denver logró cerrarles la puerta a Lakers en el último periodo para acercarse en la serie de las Finales del Oeste. (2:08)

Si algo hemos aprendido en esta Postemporada es que los Denver Nuggets dará pelea hasta el último segundo y que no se les puede dar por vencidos, pues cuando están contra las cuerdas, reaccionan.

Denver se impuso 114-106 en el Juego 3 a Los Angeles Lakers para acercarse en las Finales del Oeste, que aún lidera la quinteta angelina por 2-1.

“Esa es la mentalidad, no renunciar”, dijo Nikola Jokic tras el triunfo de Denver. “Fallaremos o perderemos, pero no renunciaremos”.

Una genialidad con el triple de Anthony Davis cuando sonó la chicharra le dio el triunfo a Lakers en el juego 2, pero en el 3, Denver salió con energía y contundencia de principio a fin.

“Esa derrota (en el Juego 2) dolió. La verdad, considero que deberíamos ir 2-1 arriba, pero regresamos, como siempre lo hacemos. (El Juego 3) quedó atrás y nos enfocamos en el cuarto”, dijo Jamal Murray, el héroe de los Nuggets la noche del martes.

Murray registró un doble-doble y se quedó a dos rebotes de un triple-doble con 22 puntos, 12 asistencias y ocho rebotes. Cuando los Lakers acechaban en el último cuarto, concretó dos triples cruciales para que Denver sellara el triunfo en los últimos dos minutos.

“He tenido muchas conversaciones con Jamal, tenemos una gran relación. Un día vino y me dijo, ‘Coach, me enoja cuando dices que soy inconsistente, porque sé que es cierto’”, relató Michael Malone, coach de Denver. “Lo que he visto en Jamal, aparte del crecimiento a la defensiva, que es mucho, es que esta temporada sé lo que me aportará cada juego.

“La campaña pasada sabía lo que obtendría de Nikola cada partido, pero la duda era, ¿qué versión tendré de Jamal? Ahora lo sé. Tenemos dos súper estrellas (Jokic y Murray) y otros jugadores jóvenes de gran talento alrededor de ellos”, agregó.

Quien sí tuvo un triple-doble fue LeBron James, el vigésimo sexto en Playoffs en su carrera al registrar 30 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes, sin embargo, los Lakers sufrieron con las pérdidas de balón temprano en el juego. De hecho, desde el partido pasado tuvieron 24 de ellas. En la primera mitad del Juego 3, entregaron nueve balones que resultaron en 16 puntos para Denver.

“Las pérdidas de balón empiezan conmigo como armador. Tuve cinco en la primera mitad y una en la segunda. Entendí qué estaba pasando e hice ajustes”, reconoció James. “Ante Denver debemos ser cuidadosos y proteger el balón, estar atentos. Hicimos lo mismo en el Juego 2, tuvimos 24 y debió habernos afectado. Lo bueno que no fue el caso, pero debemos estar más atentos”.

Jeremi Grant tuvo una gran noche para Denver en ambos lados del balón al registrar una marca personal en Playoffs con 26 puntos y tuvo que marcar a LeBron o Davis en la defensa.

Monte Morris aportó dobles dígitos desde la banca con 14 puntos.

Contrario a otros partidos, cuando Denver superaba holgadas desventajas en el marcador, fueron ellos los que un momento del Juego 3 tuvieron ventaja de 20 puntos sobre Lakers.

Para el último cuarto, los angelinos cambiaron a defensa por zona y se acercaron a sólo 4 unidades, pero Denver no cedió y Murray estuvo fenomenal en la recta final.

“No podemos empezar con ese ritmo, a perder el balón, a mandarlos a línea de tiros libres y sólo jugar bien el último cuarto esperando regresar”, acusó Anthony Davis, quien aportó 27 puntos y sólo dos rebotes. “Es un juego de 48 minutos. Aún estamos en control de la serie y debemos hacer bien las cosas para el cuarto juego”. Denver superó en rebotes a Lakers 44 contra 25.

“Muchos nos tienen empacando las maletas desde hace rato, pero, por alguna razón, nos gusta la burbuja”, concluyó Malone en tono sarcástico.